La textura de los implantes mamarios: lisa o rugosa

«Te explicamos cómo elegir la textura del implante y que indicaciones tiene cada una»
_____

Cuando hablamos de la textura de un implante mamario, son muchas las dudas que suscita. En este artículo queremos abordar este tema, como venimos haciendo siempre, desde nuestra experiencia profesional.

Las prótesis mamarias tienen 2 partes: una cubierta de silicona que contiene el gel (también de silicona). Las cubiertas pueden tener una superficie lisa o texturizada, esto es, con cierta rugosidad.

Cada una de estas texturas tiene sus indicaciones, y debemos tenerlas en cuenta a la hora de escoger el tipo de implante.

La elección del tipo de cubierta, lisa o rugosa, va a depender de otros muchos factores y no es una decisión aislada. Es importante conocer otras variables como la forma del implante, el tipo de cirugía y las características anatómicas de la paciente.

En este artículo nos vamos a centrar en los distintitos tipos de cubierta y sus características para poder hacer la elección más adecuada en función de cada caso y de las características de la paciente.

Cubierta Lisa: ¿cuándo elegirla?

En términos generales, podríamos concluir que, a mayor rugosidad, menor es la incidencia de contractura capsular. Y, en consecuencia, las superficies lisas están asociadas a una mayor incidencia de contractura capsular.

No obstante, una mayor rugosidad de la textura está relacionada también con un mayor riesgo de sufrir seroma por irritación de los tejidos, ya que la textura rugosa produce un roce continuo en los tejidos colindantes.

Por otro lado, las cubiertas lisas tienen también una mayor posibilidad de rotación del implante. Este riesgo supone que, una vez colocado el implante, éste puede rotar dentro de la capsula. En el caso de las prótesis redondas, no hay ningún problema, ya que no existe diferencia entre polo superior e inferior. Pero en el caso de las prótesis con forma anatómica, esta rotación provocaría una deformación del pecho. Por eso los implantes anatómicos no se hacen con texturas lisas.

Una posible indicación de la cubierta de implante lisa podría ser en el caso de pacientes con problemas de seromas de repetición cuando se escoja una prótesis redonda.

Cubierta Rugosa: ¿cuándo elegirla?

Dentro de las superficies texturizadas, podemos encontrar a su vez las macrotexturizadas, las microtexturizadas y las nanotexturizadas, según sea la cubierta más o menos rugosa respectivamente.

Como comentábamos antes, las texturas más rugosas reducen el riesgo de contractura capsular, pero a mayor rugosidad, también incrementa el riesgo de seroma.

Una buena opción son las cubiertas nanotexturizadas, que, al disminuir la rugosidad de la superficie del implante, la capacidad de roce disminuye y, en consecuencia, se reduce también el riesgo de seromas. No obstante, en implantes anatómicos, la superficie nanotexturizada puede no ser suficiente frente al riesgo de giro o rotación del implante.

En nuestra experiencia, preferimos:

  • la cubierta microtexturizada para implantes anatómicos, que reduce el riesgo de rotación del implante y genera una menor irritación de los tejidos en comparación con las superficies macrotexturizadas.
  • la cubierta nanotexturizada en implantes redondos o ergonómicos, que no se ven afectados por el riesgo de rotación, y minimizan el efecto de irritación en los tejidos.

Cubierta de Poliuretano: cuando elegirla

Las superficies de poliuretano no son nada nuevo. No obstante, en los últimos años han ganado más popularidad. Las prótesis con cubierta de poliuretano son prótesis de silicona texturizada a la que se le añade una fina lámina de espuma de poliuretano.

Este tipo de cubierta ofrece una sujeción muy buena a los tejidos, ya que, en estos casos, la capsula periprotésica se forma entrelazándose con la cubierta del implante, de tal forma que queda totalmente fijada a ella. Esto reduce muy significativamente el riesgo de rotación del implante.

En nuestra experiencia, los implantes con cubierta de poliuretano ofrecen buenos resultados en los siguientes casos:

  • en el recambio de prótesis, cuando haya habido una contractura capsular previa con un implante de silicona con otra superficie.
  • en algunos casos de mastopexia en pacientes de tejidos muy laxos, donde pueda existir un mayor riesgo de rotación del implante.
  • en los casos donde pueda preverse un desplazamiento secundario del implante o ya se ha producido previamente y no podemos rectificar el bolsillo.

Estas imágenes microscópicas que mostramos a continuación ilustran cada tipo de superficie.

La incidencia del Linfoma anaplásico de células grandes

El linfoma anaplásico de células grandes es un tipo raro de linfoma que se origina en la capsula periprotésica.

Todos los tejidos son susceptibles de malignizarse, y la cápsula periprotésica es un nuevo tejido neoformado por lo que, al igual que cualquier tejido del organismo, puede sufrir una malignización.

Este tipo de linfoma tiene una muy baja incidencia, de 1 entre cada 100.000 casos.

Todavía no se dispone de estudios lo suficientemente significativos como para poder sacar datos concluyentes. No obstante, parece existir una cierta relación entre el grado de texturización de la cubierta del implante y la incidencia de este tipo de linfoma. En este sentido, las texturas menos irritativas están más alejadas de este problema.

El linfoma anaplásico de células grandes es una neoplasia de baja malignidad y tiene fácil curación si se detecta en fases tempranas.  Aunque es un problema raro conviene mantener una vigilancia periódica en todas las pacientes portadoras de implantes para detectar problemas en este sentido.

En nuestro criterio la realización de una sencilla ecografía anualmente nos va a permitir no solamente comprobar el buen estado e integridad de los implantes, sino monitorizar la salud de los tejidos circundantes, tanto la mama como el estado de la cápsula periprotésica.

Consideraciones finales en la elección de la textura del implante mamario

La elección de la textura del implante no puede hacerse de forma aislada y debe basarse también en la forma de los implantes y en las características de la paciente

Realizar una buena valoración en consulta, teniendo en cuenta los deseos y gustos de la paciente y la propia anatomía del pecho femenino, nos va a permitir escoger la prótesis mamaria más adecuada.

En otro post abordamos el tema de cómo elegir la forma del implante mamario, aspecto que también va a condicionar la elección de la prótesis más adecuada para cada caso.

¿Necesitas información acerca de alguno de nuestros tratamientos de cirugía plástica y estética?

Solicita cita previa para valorar tu caso en consulta

Referencia de imágenes

ACERCA DEL AUTOR

Call Now Button