ginecomastia
_____

¿Qué es la Ginecomastia?

La ginecomastia se define como el desarrollo y crecimiento anormal de las mamas en el varón, pudiendo afectar sólo a una de las mamas o a las dos. Esto puede generar un complejo en el hombre, que en determinados casos interfiere en su vida rutinaria.

Según datos estadísticos, la ginecomastia afecta a un 40% de la población masculina, por lo que es más frecuente de lo que inicialmente podamos pensar.

Tipos de ginecomastia y causas que la provocan

Ginecomastia Verdadera

¿Qué es?

En los casos de ginecomastia verdadera, el desarrollo de la mama corresponde a un crecimiento del tejido glandular mamario.

¿Cuáles son sus causas?

El origen más habitual es un desequilibrio hormonal, que viene provocado por un aumento de la acción de los estrógenos (hormona que controla los rasgos femeninos, como son el crecimiento de las mamas) y/o por una disminución de la acción de la testosterona (hormona que controla los rasgos masculinos, como el vello corporal y la masa muscular).

Este desequilibrio, que se manifiesta con el crecimiento de las mamas en el varón, puede deberse a diversos factores:

Cambios hormonales vinculados a la edad

Los cambios hormonales vinculados con la edad, pueden provocar ginecomastias:

  • En lactantes: cuando nacen, algunos bebes presentan inflamación en los tejidos del pecho, producida por los estrógenos de la madre. Esta inflamación es transitoria, y suele remitir al cabo de pocas semanas.

  • En adolescentes: cuando los varones atraviesan la pubertad, es bastante frecuente que los cambios hormonales de esta etapa provoquen la aparición de ginecomastia. Al cabo de los meses, suele desaparecer por sí sola, sin necesidad de aplicar ningún tratamiento.

  • En etapas maduras: entre los 50 y los 80, vuelve a crecer la incidencia de ginecomastia, favorecida por la reducción en la producción de testosterona.

Ciertos medicamentos

Existen algunos fármacos que pueden provocar un desajuste en los niveles hormonales, favoreciendo, en algunos casos, la manifestación de ginecomastia en el varón. Es el caso de los antiandrógenos, los ansiolíticos, los antidepresivos, etc…

Enfermedades de origen hormonal

Algún tipo de tumores hipofisarios o de glándulas suprarrenales producen una secreción hormonal que induce crecimiento de la glándula mamaria.

Pseudoginecomastia (o falsa ginecomastia)

¿Qué es?

La pseudoginecomastia, o falsa ginecomastia, es la producida por el desarrollo y acumulación de tejido graso en la mama.

¿Cuáles son sus causas?

En muchos casos, el crecimiento del tejido graso mamario suele estar asociado con sobrepeso. En función del grado de obesidad, la ginecomastia será más o menos evidente. En otros el acúmulo graso se limita a la zona circundante a la región mamaria.

Cuando la ginecomastia se debe al exceso de tejido graso en la mama, un primer paso para tratar de solucionarlo es recurrir a la práctica de ejercicio físico combinado con una dieta sana. Si después de ello, se ha logrado bajar de peso, pero aun así sigue siendo notable el desarrollo de la mama, se puede recurrir a la cirugía con un resultado muy satisfactorio.

Solicita cita previa

En la consulta aclararemos todas las dudas que puedas tener

Para quién está indicada la cirugía para la corrección de la ginecomastia

La cirugía para la corrección de una ginecomastia está indicada para cualquier hombre con un peso saludable, que sienta complejo a causa de esta alteración.

No es una cirugía aconsejada en hombres que tengan un considerable sobrepeso y que antes no hayan tratado de solucionar el problema perdiendo peso con una dieta adecuada y ejercicio físico. En algunos casos, cuando se pierde peso, el problema se corrige, por lo que antes de plantearse una cirugía, es aconsejable intentarlo por esta vía.

Tampoco es una cirugía recomendada en varones que tienen un estilo de vida poco saludable por la ingesta de alcohol en exceso o quienes consuman anabolizantes (que tienen una acción hormonal).

Como en cualquier otra cirugía, es recomendable que el paciente que se vaya a someter a ella no consuma tabaco, para evitar una mala cicatrización de los tejidos intervenidos.

La cirugía para la corrección de la ginecomastia

La operación para la corrección de la ginecomastia varía según del tipo de ginecomastia de la que se trate, por lo que el primer paso es realizar un correcto diagnóstico, que nos permitirá realizar una adecuada planificación y la elección del tratamiento idóneo para obtener un resultado satisfactorio.

Cirugía correctiva de la ginecomastia verdadera

En el caso de la ginecomastia verdadera, va a ser necesario extirpar la glándula mamaria anómalamente desarrollada y su entorno graso. Para ello, se realiza una incisión en el borde inferior de la areola, siguiendo su curvatura natural (similar a la utilizada para el aumento mamario con prótesis en la mujer). Es importante dejar una pequeña cantidad de tejido glandular bajo la areola para evitar el hundimiento de la misma y un aspecto muy inestético de difícil corrección.

La cicatriz resultante es muy poco perceptible.

Esta intervención se realiza generalmente bajo anestesia general con ingreso hospitalario durante una noche, ya que es conveniente dejar drenajes las primeras horas para que no se formen derrames y hematomas que complicarían la normal recuperación.

Cirugía correctiva de la pseudoginecomastia

Para el tratamiento de la pseudoginecomastia en la que solamente hay tejido graso, se recurre a la liposucción con un pequeño punto de entrada en la axila, por lo que la señal de la cirugía es mínima y no relacionada con la mama.

Esta cirugía se efectúa mejor bajo anestesia por mascarilla laríngea que no requiere ingreso hospitalario, llevando durante unos días una prenda compresiva bajo la camisa, que no impide desarrollar una actividad normal.

Cuando el exceso de tejido graso que haya que extraer con la liposucción sea muy grande, es posible que la piel no se acomode normalmente al nuevo contorno. En estos casos, la piel sobrante debe extirparse para lograr una adaptación completa. En estos casos la cicatriz resultante de la extirpación de piel es más visible. Esta cirugía requiere de una mayor planificación, y debe realizarse bajo anestesia general, con ingreso hospitalario.

Antes de la cirugía de ginecomastia

Como en cualquier tipo de cirugías, la planificación y el diseño preoperatorio son vitales para lograr un resultado satisfactorio.

En la primera cita, analizamos el caso del paciente. Este estudio inicial nos permitirá diagnosticar correctamente el tipo de ginecomastia que presenta el paciente, aconsejando, en consecuencia, el mejor tratamiento y la cirugía adecuada para solucionar el problema. Para valorar adecuadamente el caso suele necesitarse realizar una ecografía previa que nos permite evaluar el tipo de tejido responsable de la ginecomastia.

En los casos más complejos, en los que sea necesario extirpar la piel sobrante, deberá hacerse el marcado con antelación previendo la cantidad de piel que va a ser necesario retirar y el tipo de escisión a realizar.

El postoperatorio de la cirugía de ginecomastia

Tras la intervención, y cuando la cirugía se ha realizado con anestesia general, el paciente pasará la noche en el hospital. Los drenajes suelen retirarse al día siguiente, y antes de dar el alta hospitalaria al paciente.

Cuando el paciente regresa a casa, debe llevar una faja compresiva durante los primeros días, para lograr que la piel se acomode correctamente al nuevo contorno de la mama, evitando que se descuelgue o tenga un aspecto despegado.

post operatorio ginecomastia

Las revisiones en consulta nos permiten analizar la correcta evolución en el post operatorio. Se prescribe una pauta de antiinflamatorios y analgesia para reducir las molestias. Habitualmente en los primeros días se administra una cobertura antibiótica para prevenir posibles infecciones.

La vuelta a la normalidad dependerá de la evolución del paciente y del tipo de intervención realizada. Si se ha realizado bajo anestesia general, el plazo de recuperación tras la cirugía puede durar entre 7-10 días. En los casos de anestesia local, la recuperación es más rápida.

Preguntas frecuentes

¿Dónde realiza el doctor López Burbano las intervenciones de cirugía mamaria?

Todas las intervenciones se realizan en un quirófano hospitalario. Nosotros realizamos las intervenciones en el Hospital MAZ de Zaragoza, uno de los más avanzados de nuestro país.

¿Qué señales quedarán tras la cirugía?

Depende del tipo de intervención. En el caso de las pseudoginecomastias tratadas solo con liposucción, las cicatrices resultantes de la cirugía son mínimas y están distantes de la zona mamaria porque son dos pequeñas punciones en la zona axilar. En el caso de las ginecomastias verdaderas se trata de cicatrices discretas en el límite inferior de las areolas (similares a las realizadas en el aumento mamario de la mujer) y el cambio de coloración entre la piel pigmentada areolar y la piel blanca circundante contribuye a que sean poco llamativas. En los casos, menos frecuentes, en los que se necesite una escisión cutánea las cicatrices serán más evidentes y dependerán de las características individuales de cicatrización de cada paciente. No obstante, se indican pautas para la reducción cicatricial a base de apósitos siliconados que facilitan la formación de un colágeno cicatricial más fino y elástico.

¿Puede ser necesaria cirugía adicional?

En algunos casos de ginecomastia mixta en los que se trata fundamentalmente de acúmulo graso, pero hay hipertrofia del esbozo glandular mamario, puede no ser suficiente la eliminación del tejido adiposo con liposucción y secundariamente haya que recurrir a una pequeña intervención bajo anestesia local ambulatoria para extirpar, a través de una incisión periareolar, parte de la glándula desarrollada en exceso. En estos casos conviene dejar una pequeña cantidad de glándula bajo la areola para evitar una depresión muy inestética de la misma.

¿Cuándo podré reincorporarme a mi actividad normal?

La mayor parte de las veces el paciente puede reiniciar su actividad normal en 3-4 días si se trata de un trabajo que requiera actividad física moderada. Para los casos en que se realice una actividad física intensa, este período de recuperación puede ser de una semana. La prenda compresiva en el tórax conviene utilizarla unos 10 días si bien permite una actividad normal ya que se disimula bien bajo la ropa. La higiene normal se puede reanudar al cabo de 48 horas incluyendo ducha.

¿Cuándo no serán visibles o poco perceptibles las señales de la cirugía?

Los moretones que suelen verse tras los procedimientos de liposucción suelen remitir gradualmente en los primeros 15-18 días. La inflamación residual va remitiendo gradualmente en un período variable entre 1 y 3 meses en dependencia de la severidad de cada caso tratado.

QUIERO INFORMACIÓN AHORA

Somos especialistas en cirugía plástica y estética. Pide información ahora y presupuesto sin compromiso.