rinoplastia
"Conoce todos los detalles de la cirugía estética de la nariz."
_____

Rinoplastia ¿en qué consiste la cirugía estética de la nariz?

La rinoplastia es la intervención de cirugía estética destinada a modificar la forma de la nariz. Constituye uno de los procedimientos de cirugía estética más demandados, junto con el aumento de pecho. Su complejidad requiere que el cirujano domine todas las técnicas que se emplean en este tipo de intervenciones, con el fin de conseguir un resultado óptimo y satisfactorio para el paciente.

Es una intervención que tiene dos vertientes muy importantes:

  • La funcional, que va encaminada a lograr una ventilación adecuada de la nariz
  • La estética, que busca la modificación de la nariz para que se ajuste a los deseos del paciente

Generalmente hay que tratar los dos aspectos con el mismo valor ya que la nariz, como siempre le digo a mis pacientes en consulta, está, en primer lugar, para respirar bien y, en segundo lugar, para ser bonita y armonizar con el resto de rasgos de la cara. Pero siempre en este orden.

La rinoplastia se realiza con ingreso hospitalario bajo anestesia general, permaneciendo el paciente una noche en el hospital y ser dado de alta hospitalaria ir a la mañana siguiente.

Es una intervención que no tiene dolor post operatorio, a pesar de que los pacientes puedan pensarlo.

La morfología de la nariz

Muchos pacientes desconocen la complejidad que presenta la anatomía de la nariz. Es un órgano profundo y amplio, tanto como la boca, que se conecta con otros sistemas. En él radica el sentido del olfato y la entrada del sistema respiratorio. Cuando abordamos una operación de nariz, el aspecto estético no debe de ir en detrimento del funcional, sino que ambos deben ser complementarios.

morfología nariz

Para poder explicar adecuadamente en qué consiste una cirugía estética de nariz, es necesario describir las partes principales que la conforman:

Porción nasal interna

Esta parte de la nariz no es visible a simple vista. Para explorarla adecuadamente, deben emplearse métodos de diagnóstico específicos que nos ayudarán a conocer su configuración y relación con el resto de componentes.

Tabique nasal

Su nombre científico es "septum nasalis", y es, como su propio nombre indica, un tabique. Su función es la de separar entre sí las fosas y orificios nasales. Está formada por una parte ósea y otra cartilaginosa. Las desviaciones en el tabique que provocan dificultades serias en la respiración, deben tratarse quirúrgicamente.

Cornetes superior, medio e inferior

Son estructuras de hueso alargado con forma de concha que recubren el interior de las fosas nasales. Intervienen directamente en las funciones de la nariz. Están recubiertas por la mucosa, implicada en la calidad del aire que respiramos, ya que lo filtra, humedece, calienta y conduce a través de los conductos nasales hasta el pulmón. Cuando los cornetes están demasiado desarrollados por un crecimiento anormal, pueden llegar a obstruir gravemente la fosa nasal, requiriéndose intervención quirúrgica para su corrección.

Porción nasal externa

Es la parte más externa de la nariz, la que podemos observar a simple vista. Está formada por un esqueleto de hueso y cartílago, recubierto por unos finos músculos y la piel.

Huesos propios nasales

Están situados en la base de la nariz, en medio de los ojos. Están articulados con el hueso frontal, en la parte superior, y con el hueso maxilar superior, en la inferior. Su dura consistencia se puede percibir simplemente palpándolos. Su principal función es la de soporte y sostén del dorso de la nariz.

Cartílagos laterales superiores

Forman la prolongación delos huesos nasales en dirección a la punta de la nariz y su tacto es blando, aunque con cierta consistencia. Son dos y se sitúan uno en cada lado. Se unen en el centro del dorso de la nariz con el tabique nasal. Forman una estructura con un fin más funcional que de soporte.

Cartílagos alares

Están a ambos lados y son los responsables de dar soporte y forma a la punta de la nariz. Forman parte de las válvulas externas, que son reguladoras de la entrada inicial del aire que respiramos.

Músculos que recubren la nariz

Son muy finos y apenas visibles. Participan en la funcionalidad e intervienen en la expresividad de toda la cara, siendo más evidentes cuando gesticulamos.

Piel

La calidad de la piel que cubre todas estas estructuras es de vital importancia. Va a condicionarla visualización del resultado y tiene repercusión en la duración de la inflamación post-operatoria. Una piel fina, va a desvelar con facilidad cualquier pequeña asimetría, y su proceso inflamatorio remitirá mucho antes. Una piel gruesa va a tardar más en desinflamarse, va a camuflar mucho más el resultado y puede limitar el grado de afinamiento de la punta nasal.

Los huesos nasales, juntamente con los cartílagos laterales, forman el dorso nasal o también denominada "pirámide nasal", por su característica forma piramidal.

¿Qué paciente es el candidato ideal para someterse a una rinoplastia?

Como hemos comentado antes, la rinoplastia debe plantearse bajo una doble vertiente, que aborde y de solución tanto al problema funcional como al problema estético. Siempre por este orden.

Es importante tener en cuenta la edad del paciente, desaconsejándose la intervención quirúrgica en edades tempranas antes de que se haya desarrollado por completo la estructura facial, salvo que sea perentorio intervenir para evitar problemas de salud. Solemos establecer como edad adecuada para someterse a una rinoplastia a partir de los 16 años en el caso de las mujeres y de unos 17-18 años en el caso de los varones.

En términos generales, el paciente ideal es aquél que presenta una nariz que no resulta armoniosa con el resto del rostro, ya sea por su tamaño o forma, y/o que le dificulta una adecuada ventilación.

Problemas que se pueden corregir con la rinoplastia

Cuando la intervención se planifica adecuadamente para corregir algún problema estético, la rinoplastia puede solucionarlos de forma muy satisfactoria.

Giba nasal

También denominado “caballete nasal”, es una protuberancia que se localiza en la parte intermedia del dorso de la nariz. Produce una silueta de perfil encorvado y arqueado que puede acomplejar a quien la tiene. Es necesario realizar un correcto diagnóstico para determinar si la giba es ósea, cartilaginosa o,más frecuentemente, una combinación de ambas, ya que la forma de proceder será distinta según cual sea el caso.

Nariz grande

Una nariz de un tamaño excesivo respecto de la cara puede deberse tanto a la prominencia ósea como a la cartilaginosa. En ambos casos, la cirugía logrará solucionar este problema, reduciendo la dimensión de la nariz y modelándola para que su forma sea estéticamente la adecuada.

Punta nasal excesivamente ancha

Se puede lograr una gran mejoría visual en los casos en los que la punta de la nariz sea más ancha de lo deseado. También puede elevarse para lograr un ángulo correcto entre la punta nasal y el labio superior.

Solicita cita previa

En la consulta aclararemos todas las dudas que puedas tener

La técnica ¿cómo se realiza una rinoplastia?

En la mayor parte de los casos la cirugía estética de la nariz la efectuamos bajo anestesia general, en un quirófano que cumple los requisitos necesarios de asepsia y seguridad quirúrgica.

Para modificar la forma de la nariz, hay que intervenir sobre el esqueleto de la nariz que subyace bajo la piel. Dicho esqueleto tiene una parte ósea, la superior, y otra cartilaginosa, que es la parte móvil, la inferior. Hay que actuar generalmente sobre ambas partes para que se mantenga el equilibrio adecuado entre ambas estructuras.

La intervención se realiza a través de incisiones que se practican en el interior de la nariz.

Tipos de rinoplastias

Existen dos tipos básicos de rinoplastias, que se diferencian una de otra en el diseño de las incisiones que nos van a permitir un abordaje óptimo para cada caso: son la rinoplastia abierta y la cerrada.

rinoplastia cerrada

Rinoplastia cerrada

Las incisiones se realizan exclusivamente en el interior de la nariz. Con este tipo de rinoplastia se pueden perfectamente corregir defectos del dorso nasal, como puede ser rebajar la giba nasal, afinar la punta nasal y elevarla además de corregir desviaciones del tabique nasal.

rinoplastia abierta

Rinoplastia abierta

Las incisiones se realizan en la zona interna, y además se practica una pequeña incisión externa en la columela, que es la porción intermedia que separa los orificios nasales. La incisión que se hace en esta parte cutánea une ambas incisiones intranasales y nos va a permitir despegar la piel de toda la punta nasal para tener una visión directa de los cartílagos que la conforman y actuar sobre ellos.

Practicamos rinoplastias abiertas en aquellos casos en los que la corrección de problemas complejos de la punta requiere la aplicación de suturas, injertos cartilaginosos y otros procedimientos adicionales.

El cirujano debe estar familiarizado con ambas técnicas, para establecer en cada caso el tipo de rinoplastia más adecuada para el paciente.

En general, cuanto menos agresiva es una intervención, más rápida es la recuperación. Por ello, es importante determinar qué técnica es la idónea en cada caso concreto.

Para la remodelación ósea nosotros utilizamos una técnica que limita notablemente la formación de hematomas en la porción inferior de los párpados. Esto posibilita una recuperación más rápida.

Rinoseptoplastia: la corrección de problemas funcionales de la nariz

Los problemas respiratorios de las vías altas se producen cuando existen alteraciones en la configuración del tabique nasal y/o de los cornetes. Para corregirlos, se debe actuar sobre ellos.

En estos casos, la intervención se denomina rinoseptoplastia, y su planteamiento está encaminado a solucionar, en primer lugar, el problema funcional subyacente y, en segundo lugar, el estético, buscando que la nueva nariz sea bonita y resulte armoniosa con el resto de rasgos del rostro del paciente.

Problemas funcionales de la nariz

Todos los dependientes de las estructuras anatómicas se pueden corregir con un adecuado planteamiento de la rinoseptoplastia.

Desviación del tabique

Las desviaciones en el tabique nasal son la principal causa de obstrucción de las fosas nasales. Existen diversos tipos de desviaciones según su forma, como son la desviación en "S", en "C" y crestas cartilaginosas en la base del tabique. Las desviaciones en el tabique pueden ser congénitas o causadas por un traumatismo.

Crecimiento anormal de los cornetes

Los cornetes, como comentábamos antes, son estructuras óseas situadas en la zona interna de las fosas nasales. Cuando existe un crecimiento anormal de ellos, pueden llegar a producir obstrucciones, impidiendo una adecuada respiración incluso en reposo. Determinadas anomalías de los cornetes deben ser tratadas en colaboración con un especialista en ORL.

Colapso valvular

En ocasiones el espacio entre los cartílagos superiores o triangulares y el septo nasal es insuficiente y causa déficitde la ventilación. En estos casos hay que ensancharlo mediante la colocación de pequeños injertos cartilaginosos (generalmente tomados de la parte profunda del tabique nasal) para mejorar la función valvular (injertos separadores o "spreaders").

¿Cómo se realiza una rinoseptoplastia?

La rinoseptoplastia es una cirugía que requiere mucha precisión, por lo que nosotros la hacemos siempre bajo anestesia general y realizando previamente un estudio pre-operatorio completo.

Son intervenciones que pueden llegar a ser muy complejas requiriendo, en ocasiones, el uso de injertos de cartílago. En estos casos tomamos una porción profunda de cartílago del tabique y la tallamos adecuadamente. Esta toma de injertos, al tener lugar en la porción profunda del tabique y respetando la integridad de la mucosa que lo recubre, no tiene repercusión sobre la forma exterior de la nariz ni sobre su funcionalidad.

En el estudio preoperatorio en consulta, después de la valoración y estudio de los problemas que deben corregirse, se planificará la intervención indicando la técnica más adecuada ya sea rinoplastia abierta o cerrada.

Antes de la cirugía de la nariz (pre-operatorio)

Valoración en consulta y pruebas preoperatorias

Cuando una persona acude a nuestra consulta porque quiere realizarse una rinoplastia, en primer lugar, valoramos sus expectativas y analizamos cuáles son los problemas que presenta su nariz, ya sean estéticos y/o funcionales. Es importante aclarar cualquier duda que tenga el paciente y explicarle con detenimiento cómo se plantea la cirugía y cuáles son los resultados que puede esperar.

Nuestra filosofía de la intervención no es hacer una nariz completamente diferente que cambie la cara del paciente, sino corregir la forma de la nariz para que resulte armoniosa con el conjunto de la cara, manteniendo su identidad.

La realización de las pruebas pre-operatorias necesarias, así como el estudio del historial clínico del paciente y de la medicación que pueda estar tomando son requisitos indispensables antes de proceder a la planificación y diseño de la intervención.

El diseño preoperatorio de la rinoplastia

Cada caso requiere actuar individualmente, por lo que efectuamos un análisis minucioso de la morfología de la nariz y de las posibles alteraciones que presente.

Nos resulta de gran utilidad realizar en consulta un planeamiento previo de la intervención con ayuda del ordenador. Empleamos un programa informático específico en el que introducimos las propias imágenes del paciente y simulamos las modificaciones que queremos realizar. Ello nos permite entender los deseos del paciente y, al mismo tiempo, el paciente puede visualizar el planteamiento que se propone.

Después de la cirugía de la nariz (post-operatorio)

La vuelta a casa y pautas post operatorias

La rinoplastia se realiza bajo anestesia general, y es muy aconsejable que el paciente pase una noche en hospital. Al día siguiente, se retiran los tapones nasales que se colocaron tras la intervención, dejando una pequeña férula de escayola sobre el dorso de la nariz, protegiéndola, limitando la inflamación y manteniendo las modificaciones introducidas con la cirugía. La férula de escayola va adherida a la piel con unos esparadrapos sencillos, y se retira al cabo de 1 semana.

Las molestias que puedan surgir los días siguientes a la intervención son mínimas, ya que este tipo de cirugía, en contra de lo que imaginan muchos de los pacientes, no presenta dolor post operatorio.

En general, las recomendaciones post operatorias principales son:

  • No sonarse con fuerza durante al menos una semana y media, ya que los tejidos aún tienen que cicatrizar.
  • Evitar actividades que exijan mucho esfuerzo, principalmente la práctica de deporte.
  • Evitar cualquier golpe en la nariz o aquellas actividades en las que hay riesgo de recibirlos (por ejemplo, deportes de competición).
  • No usar gafas que presionen sobre los huesos de la nariz.
  • No tomar el sol directo en el postoperatorio inmediato.

La vuelta a la normalidad

Este tipo de intervenciones, siempre que se planifiquen adecuadamente, permiten al paciente volver a la normalidad en un corto período de tiempo. Normalmente, cuando se retira la férula, que es al cabo de 1 semana, el paciente puede reintegrarse a su actividad normal en pocos días.

Durante el seguimiento post operatorio, informamos al paciente de cuáles son las pautas que debe seguir. Igualmente, ante cualquier duda, preferimos que el paciente se ponga en contacto con nosotros para aclarársela.

Preguntas frecuentes

¿Dónde realiza las intervenciones de rinoplastia el doctor López Burbano?

El doctor López Burbano realiza todas sus intervenciones en el hospital MAZ de Zaragoza, bajo anestesia general y en quirófano, garantizando con ello las condiciones óptimas de asepsia y seguridad necesarias.

¿La rinoplastia es una intervención dolorosa?

Los pacientes piensan muchas veces que como se producen unos pequeños moratones en la porción inferior de los párpados, va a ser una intervención muy dolorosa. Y no es así en absoluto. La rinoplastia es una intervención que no presenta dolor post-operatorio.

¿Cuánto tiempo debo esperar hasta percibir el resultado definitivo de mi rinoplastia?

Ésta es una de las preguntas más frecuentes que nos realizan los pacientes cuando acuden a consulta. En este sentido, hay que decir que el paciente, transcurridos 12 días de la operación, apenas presenta señales visibles externas que puedan delatar esta intervención y, aunque no definitivo, puede apreciarse el resultado en gran medida. Ahora bien, la nariz todavía no ha adquirido su forma definitiva. A lo largo de los primeros meses, continuará deshinchándose gradualmente. Generalmente, al cabo de un mes la nariz tiene un aspecto de normalidad, si bien la obtención del resultado definitivo está sometido a evolución a lo largo de varios meses, especialmente la punta nasal, que va adelgazando y reduciendo su inflamación de una forma lenta y continuada.

¿Podré tener la nariz que yo quiera?

Cuando un paciente viene a nuestra consulta para informarse acerca de la rinoplastia y el resultado que puede esperar, yo le explico que no podemos hacer una nariz como la de una actriz o persona concreta. Lo que se trata es de transformar su nariz en una nariz bonita, pero manteniendo su identidad. Cuando esto se hace con prudencia y con tino, los resultados son realmente buenos.

¿Notará mi entorno que me he hecho una rinoplastia?

Muchos pacientes no quieren que sus familiares y amigos conozcan que se han realizado una intervención de cirugía estética, por lo que les preocupa que el resultado de la rinoplastia sea muy evidente.

Normalmente una rinoplastia bien hecha no llama la atención. Una persona que esté operada adecuadamente, cuando sea vista por sus allegados, no sospecharán que se ha sometido a una operación de cirugía de la nariz. Esto es lo más habitual, y además lo más recomendable, porque el objetivo de la rinoplastia es lograr una nariz funcional y armoniosa con la cara, no un tipo de nariz determinada.

Yo suelo decir a mis pacientes que, si al tiempo de operarse, se hacen algún otro cambio, como un corte o color nuevo en el pelo, o cambian de maquillaje, sus conocidos les van a decir que están mucho mejor así y que les favorece el cambio, pero no se van a dar cuenta de que están operados, curiosamente, porque a veces el cambio en las fotografías es espectacular y sin embargo la mayor parte de la gente no se da cuenta de que se han sometido a una rinoplastia.

Quiero información ahora

Somos especialistas en cirugía plástica y estética. Pide información ahora y presupuesto sin compromiso.