"Te contamos en qué consiste el tratamiento con toxina botulínica y las zonas de aplicación"
_____

Última actualización: 19 de octubre de 2021.

Tratamiento con Botox: ¿qué es la toxina botulínica tipo A?

El Botox® facial es uno de los tratamientos de medicina estética más demandados. Su aplicación y uso para la corrección de las arrugas de expresión ofrece unos excelentes resultados. Esto, unido a que es una técnica mínimamente invasiva, justifica su puesto en el top del ranking de técnicas médico-estéticas faciales antiaging.

Para lograr los mejores resultados, es importante que el tratamiento sea aplicado por un profesional especializado que conozca el procedimiento y tenga experiencia en su aplicación.

Botox® es el nombre comercial más popular por el que se conoce a la toxina botulínica. Es un tipo de neurotoxina que actúa impidiendo que las señales nerviosas se transmitan desde los nervios hasta el músculo. De esta forma, se produce una parálisis muscular temporal, selectiva y reversible con el tiempo, que no provoca lesión en las estructuras nerviosas.

Existen distintos tipos de toxina botulínica, desde la A hasta la G. Cada tipo tiene unas aplicaciones médicas muy concretas. Las de tipo A y B son las que se emplean en los tratamientos médico-estéticos (aunque no solo para estos), siendo principalmente la de tipo A la más empleada.

Tipos de toxinas botulínicas para tratamientos de estética facial

En la actualidad hay tres marcas comerciales para la toxina botulínica de tipo A en su uso estético: Vistabel®, Azzalure® y Bocouture®.

Vistabel® es el mismo producto que el que tiene nombre comercial Botox®, solo que Botox® es la toxina empleada para otros usos médicos (por ejemplo, hipertonías y contracturas musculares, hipersudoración o determinado tipo de cefaleas). Al ser la primera que salió al mercado su nombre se ha popularizado al extremo que sirve para denominar (aunque técnicamente sea incorrecto) a todas las toxinas botulínicas.

Dysport® es el nombre comercial de la toxina botulínica tipo A para uso médico, en tanto que para su uso estético se denomina Azzalure®.

Igualmente, Xeomín® es el mismo producto que Bocouture® en usos médicos no estéticos. Es el producto más reciente en el mercado farmacéutico y por ello su nombre es mucho menos conocido.

En términos generales, las tres marcas presentan características similares en términos de efectividad y duración de su efecto. No obstante, hay algunas diferencias.

Nosotros preferimos emplear Bocouture® ya que ofrece un excelente resultado y además presenta dos ventajas principales respecto de sus competidoras Vistabel® y Azzalure®:

  • Bocouture® se conserva a temperatura ambiente, y no requiere de refrigeración continua (como sí requieren Vistabel® y Azzalure®)
  • A diferencia de Vistabel® y Azzalure®, no genera resistencias por un uso continuado (efecto vacuna), por lo que es igualmente efectiva en la primera aplicación que en las aplicaciones posteriores y estaría indicado su uso en los pacientes que han creado resistencias frente a las otras toxinas. Ello se debe a que en su elaboración no se usan proteínas complejantes, que son las desencadenantes del desarrollo de resistencia.

Estas dos ventajas que ofrece Bocouture®, hacen que para nosotros sea la toxina de elección.

Uso y aplicación del tratamiento con Botox: eliminación de las arrugas de expresión

El tratamiento con toxina botulínica de tipo A es uno de los tratamientos antiaging mínimamente invasivos más solicitados. Su aplicación permite corregir las arrugas de expresión que se forman como consecuencia de la contracción repetida de los músculos de la cara.

Normalmente, este tipo de arrugas se forman principalmente en el tercio superior de la cara, por lo que es esta zona la tratada más frecuentemente. Es el caso de:

  • las arrugas frontales que se forman al levantar las cejas por contracción del músculo frontal
  • las arrugas del entrecejo que se forman a contraer los músculos del entrecejo (procerus y corrugadores)
  • las patas de gallo que se forman por la contracción de las porciones laterales del músculo orbicular de los párpados.

La infiltración de esta toxina, consigue relajar el músculo produciendo el consiguiente alisamiento de la piel.

Es importante tener en cuenta que el tratamiento con toxina botulínica es sólo efectivo en el caso de las arrugas de expresión, por lo que no es una técnica adecuada si queremos eliminar las arrugas de descolgamiento o el fotoenvejecimiento por la acción del sol.

La técnica: ¿Cómo se realiza el tratamiento de estética facial con toxina botulínica?

Si nos centramos en la aplicación estética de la toxina botulínica de tipo A, estamos hablando de una medicación que se inyecta bajo la piel de la cara con una fina aguja para depositar la toxina en aquellos músculos de expresión facial sobre los que queremos actuar.

Este procedimiento no deja marcas ni señales y ejerce un efecto de paralización selectiva de aquellos músculos cuya acción origina las arrugas en la piel suprayacente. La falta de actividad de estos músculos que arrugan la piel conlleva un alisamiento de la misma en pocos días. Dado que habitualmente las arrugas se identifican con una mayor edad, este alisamiento se traduce en un rejuvenecimiento, una expresión suavizada.

Es importante que el tratamiento con toxina botulínica se haga sin desvirtuar la expresión facial por lo que hay que hacer un buen análisis previo particularizado en cada caso y evitar una cara inexpresiva.

Las inyecciones de toxina botulínica tipo A son un tratamiento de tipo ambulatorio, realizado en la misma consulta sin necesidad de quirófano. Una vez finalizado el tratamiento, el paciente puede volver a su vida normal de inmediato, sin necesidad de seguir cuidados rigurosos.

Solicita cita previa

En la consulta aclararemos todas las dudas que puedas tener

10 razones para elegir el tratamiento con Botox en el rostro: frente, entrecejo y patas de gallo

Las principales ventajas que ofrece el tratamiento con toxina botulínica de tipo A como tratamiento de estética facial son muchos:

  1. es mínimamente invasivo, por lo que no requiere de hospitalización ni de reposo.
  2. si lo aplica un profesional con experiencia, el resultado es espectacular, manteniendo la expresión facial, pero con una apariencia más joven
  3. los efectos son muy rápidos, en la mayor parte de los casos la contracción muscular se ve paralizada ya a las 48-72h y el efecto de alisamiento de la piel se manifiesta a los pocos días.
  4. Sus efectos son duraderos, de 5 a 6 meses en su primera aplicación. Aplicaciones sucesivas pueden tener mayor duración habida cuenta de que el músculo tratado está más debilitado por la falta de acción.
  5. Su aplicación local y controlada a través de una fina aguja (30G), permite al profesional dosificar el medicamento con gran precisión en las zonas que lo requieren.
  6. se puede combinar perfectamente con otros tratamientos de estética facial, creando sinergias muy positivas. Es el caso de la radiofrecuencia, los rellenos faciales y otros.
  7. es muy eficaz en el tratamiento de las arrugas de la frente, del entrecejo y las patas de gallo.
  8. es un tratamiento prácticamente indoloro, que no precisa de anestesia y que no deja señales ni marcas (los pinchazos se realizan con agujas de un mínimo grosor, por lo que no dejan señales visibles).
  9. es un tratamiento seguro que raramente produce efectos adversos, y si aparecen, son muy leves, como algún ocasional pequeño moretón en alguno de los puntos de inyección.
  10. las inyecciones de bótox se pueden aplicar en cualquier época del año (no producen fotosensibilidad).

Preguntas frecuentes sobre el tratamiento con toxina botulínica (Botox Facial)

Sobre el Doctor Luis López Burbano

El doctor López Burbano lleva más de 30 años realizando este tipo de tratamientos. Su conocimiento del procedimiento y su larga trayectoria le han permitido perfeccionar la técnica para conseguir resultados naturales.


» Ir al índice

El doctor López Burbano realiza el tratamiento estético con toxina botulínica en su consulta, en la calle Leon XIII de Zaragoza. Allí dispone de un gabinete medico estético equipado para la realización de este tipo de procedimientos.


» Ir al índice

Sobre el procedimiento

No. La aplicación de toxina botulínica se realiza con agujas muy finas que no crean molestia ni dolor. El procedimiento se realiza sin anestesia y no deja marcas ni señales.


» Ir al índice

El uso de toxina botulínica en el rostro debe limitarse al tercio superior para la corrección de las arrugas de expresión de la zona del entrecejo, de la frente y de las patas de gallo.


» Ir al índice

Sobre el resultado del tratamiento

El efecto dura alrededor de 5-6 meses después de su primera aplicación. Las aplicaciones posteriores pueden tener una duración mayor, ya que el músculo se va debilitando por falta de acción.


» Ir al índice

Quiero información ahora

Somos especialistas en cirugía plástica y estética. Pide información ahora y presupuesto sin compromiso.