Con motivo de la apertura de nuestra consulta, hemos implementado rigurosas medidas de seguridad frente al COVID-19:

Recambio de prótesis o implantes mamarios

«Te contamos todo lo que necesitas saber acerca del recambio de prótesis mamarias y cuándo es necesario hacerlo»
_____

Una pregunta frecuente de las pacientes que se han sometido o se van a someter a un aumento mamario con prótesis (mamoplastia de aumento), es si las prótesis tienen una duración determinada y si hay que someterse, pasado un tiempo, a una nueva intervención para su recambio. En este artículo trataremos de establecer unos criterios claros sobre el tema, si bien hay que entender que cada caso puede tener características propias.

Actualmente los principales fabricantes de implantes mamarios otorgan garantía vitalicia respecto de la eventual rotura de los implantes dado que la calidad y seguridad de los mismos es muy alta. Este hecho no excluye la necesidad de mantener un control evolutivo sobre las prótesis.

El recambio de un implante o prótesis mamaria no necesariamente viene determinado por el tiempo transcurrido tras su colocación. Existen otros factores que pueden ser determinantes.

Es importante reiterar la necesidad de realizar controles periódicos de seguimiento después de una cirugía de aumento de pecho para constatar una buena evolución y descartar cualquier posible incidencia. En este sentido, las ecografías mamarias son la prueba diagnóstica por excelencia.

Nosotros recomendamos la realización de una ecografía mamaria anual a partir del segundo año tras la implantación. Esto nos permitirá hacer un correcto seguimiento del estado de los implantes y de los tejidos mamarios que los circundan (singularmente la cápsula periprotésica).

El recambio de un implante o prótesis mamaria no necesariamente viene determinado por el tiempo transcurrido tras su colocación. Existen otros factores que pueden ser determinantes.

Las razones para proceder a un recambio son variadas. A continuación, vamos a repasar y explicar cada una de ellas.

Recambio de prótesis mamaria por deterioro o rotura del implante

Recambio de prótesis mamaria por deterioro o rotura del implante

Deterioro de la prótesis

Con el paso del tiempo, los implantes pueden presentar signos de deterioro que son comprobables con la realización de una ecografía o una resonancia magnética (RMN).

En estos casos se puede visualizar la formación de importantes pliegues en la cubierta del implante que incluso se pueden percibir sobre la superficie de la piel en la zona de la periferia del implante. La formación de pliegues acusados, con el paso del tiempo, lleva a la rotura del implante por fricción interna de la superficie del implante contra sí misma. Este problema es más frecuente en los implantes más antiguos de geles no cohesivos o en los implantes con relleno de suero que con el tiempo experimentan un proceso de deflación.

En estos casos hay que plantearse un recambio de los implantes por otros de gel cohesivo, dado que, en estos, la formación de pliegues es mucho menos frecuente. La visualización en la ecografía o la RMN de ondulaciones en la superficie es normal dado que los implantes normalmente no tienen un llenado al 100% para evitar una firmeza no natural al tacto. Por eso es importante una correcta evaluación por parte del cirujano.

Rotura del implante

Tiene lugar cuando hay una pérdida de continuidad en la cubierta del implante y el contenido del implante se pone en contacto con los tejidos circundantes (cápsula periprotésica).

Si el implante es de suero salino, éste se reabsorbe sin mayores consecuencias que la deflación del implante y la consiguiente pérdida de volumen del pecho.

En el caso de los rellenos de gel de silicona puede tratarse de roturas sin extravasación del gel fuera de cápsula periprotésica, roturas intracapsulares. En estadios más avanzados, el gel puede difundir fuera de los límites de la cápsula y hablamos de roturas extracapsulares que pueden dar problemas de inflamación crónica de ganglios linfáticos vecinos. Por ello es deseable el tratamiento antes de que se produzca esta segunda circunstancia ya que las roturas intracapsulares con el tiempo evolucionan a extracapsulares.

¿Cómo sospechamos que un implante está roto?

Los síntomas que produce una rotura de implante pueden variar según el tipo de implante:

  • Implantes mamarios de suero salino. En estos casos, si se produce una rotura de la prótesis, el pecho puede verse desinflado, pero no hay problemas de infiltración de los tejidos dado que el suero es inocuo y se reabsorbe.
  • Implantes mamarios de gel de silicona. El relleno de gel de silicona es el que más se utiliza dado que tiene un tacto más natural. Desde mediados de la década de los 2000, los fabricantes de implantes fueron incorporando geles de mayor cohesividad (viscosos pero no líquidos) que tienen menor capacidad de difusión extracapsular. En caso de rotura puede no haber síntomas visibles, ya que no se percibe un desinflado del pecho ni hay dolor. Es lo que se conoce como rotura silenciosa. En algunas ocasiones la rotura del implante puede sospecharse por notar una disminución, relativamente brusca (en pocas semanas), de la consistencia y firmeza del pecho.

¿Cuáles son las causas de rotura de un implante?

Las causas que pueden provocar la rotura de un implante son muy variadas:

  • Fuertes traumatismos sobre la mama. Es una situación poco frecuente dado que los implantes de mejor calidad son capaces de soportar impactos y presiones muy altas. Hemos tenido casos de pacientes que han sufrido un fuerte traumatismo torácico en un accidente de tráfico resultando con fracturas de las costillas subyacentes sin que se rompiese el implante.
  • Envejecimiento del implante por el paso del tiempo. Las prótesis mamarias con el paso de los años sufren desgaste por la fricción con el entorno. La zona más frecuente de fuga del implante es la zona de sellado de la cara posterior del implante (zona de cierre una vez que se hace el llenado durante el proceso de fabricación), pero no es así en todos los casos. En el caso de formación de pliegues acentuados, el desgaste producido por el roce interno lleva a la rotura a este nivel.
  • Heridas punzantes que lleguen a perforar el implante.
  • Procedimientos quirúrgicos sobre la mama que accidentalmente puedan exponer el implante y el cirujano, inadvertidamente, pueda dañarlo con los instrumentos. Es el caso de extirpación de pequeños tumores u otras lesiones.

¿Qué pruebas de diagnóstico se realizan para detectar la rotura de un implante?

La realización de una ecografía mamaria en manos expertas es, probablemente, la prueba con mayor capacidad de detección de rotura de un implante. En caso de duda se puede recurrir a la realización de una resonancia magnética, que obtiene imágenes más explícitas. No obstante, hay estudios que indican que el nivel de detección de las ecografías es mayor, siempre que estén efectuadas por manos expertas en la evaluación ecográfica de implantes mamarios.

¿Qué hay que hacer si un implante está roto?

En todos los casos de rotura es necesario realizar un recambio de la prótesis mamaria, aunque, eventualmente, hay pacientes que prefieren retirarlos sin sustituirlos por otros.

No se trata de una cirugía de urgencia, pero no hay que demorarse en el tiempo ya que progresivamente el gel de silicona irá difundiendo. Esto es especialmente importante en los casos de rotura extracapsular para evitar que el contenido migrado fuera del límite de la cápsula acabe produciendo infiltración con reacciones inflamatorias crónicas (siliconomas).

¿Necesitas aclarar más dudas acerca del recambio de prótesis por rotura?

En la consulta aclararemos todas las dudas que puedas tener

Recambio de prótesis mamaria por contractura capsular

Recambio de prótesis mamaria por contractura capsular

La contractura capsular es una patología que se produce en el entorno del implante. Una vez colocado un implante mamario, al igual que hay una cicatrización de la piel a nivel de la incisión quirúrgica, en pocos días se forma una membrana de colágeno que envuelve al implante (en realidad es una cicatrización en el entorno del mismo) y en las siguientes semanas va madurando de forma que se establece un envoltorio del mismo que lo estabiliza.

Esta membrana (cápsula periprotésica) debe permanecer fina y elástica para no alterar la percepción táctil de normal viscosidad del implante que lo asemeja al tacto de una mama natural. En algunos casos puede producirse un engrosamiento, rigidez y retracción de la cápsula y es cuando hablamos de contractura capsular. Vulgarmente se suele referir como encapsulamiento, pero el término encapsulamiento no es correcto ya que todos los implantes deben de formar una cápsula en su entorno.

En el caso de que se haya diagnosticado una contractura capsular habrá que analizar el grado de la contractura para determinar el mejor tratamiento. Sólo en los casos de mayor gravedad será necesario realizar un recambio de la prótesis afectada siempre con una capsulectomía para retirar en su totalidad todos los tejidos anómalos.

¿Qué hacer en el caso de contractura capsular del implante?

El tratamiento, en el caso de la contractura capsular, va a depender del grado:

->Contractura de grado Baker II

Puede solucionarse o estabilizarse con tratamiento de fisioterapia postquirúrgica que combine ultrasonidos y masaje manual. El número de sesiones y la frecuencia dependerá de la evaluación del fisioterapeuta y de cómo vaya evolucionando la contractura. No es necesario el tratamiento quirúrgico.

->Contractura de grado Baker III y IV

En ambos casos, va a ser necesario realizar un recambio de la prótesis mamaria junto con extirpación completa de la cápsula periprotésica (capsulectomía) antes de introducir el nuevo implante mamario. Para estos casos puede estar indicada la sustitución por implantes con cubierta de poliuretano.

Recambio de prótesis mamaria por seromas de repetición

Recambio de prótesis mamaria por seromas de repetición

En ocasiones, especialmente en el caso de los implantes con superficies muy texturizadas (rugosas), se puede producir irritación de los tejidos circundantes (cápsula periprotésica) por fricción y formarse líquido seroso en el entorno del implante. Este problema puede presentarse con mayor frecuencia en el caso de desarrollar una actividad física intensa.

En el caso de producirse un seroma, las pacientes pueden percibir un aumento de volumen del pecho y, al aumentar el volumen dentro de la cápsula periprotésica, sensación de tensión, incluso dolor.

Es muy conveniente consultar con el médico si se perciben los síntomas descritos ya que, aunque la inmensa mayoría de los seromas son de origen irritativo y ceden con reposo y tratamiento antiinflamatorio, también pueden ser debidos a una rara patología de tipo neoplásico (Linfoma Anaplásico de Células Grandes).

Un seroma que no ceda con medidas terapéuticas sencillas requiere ser analizado. Para ello, se hace una punción ecoguiada sin riesgo de puncionar el implante, que permite extraer el líquido y tomar una muestra para análisis.

Cuando hay formación frecuente de seromas de repetición puede ser necesario recambiar los implantes por otros con una superficie menos irritante (micro o nanotexturizadas).

Cambio de implantes mamarios por otros de distinto tamaño o forma

Cambio de implantes mamarios por otros de distinto tamaño o forma

En ocasiones puede desearse el cambio por implantes mamarios de mayor tamaño o, más raramente, de menor volumen pese a que los implantes estén íntegros y no haya otros problemas como contractura capsular o descolgamiento del pecho.

También puede ser deseable modificar la forma general del pecho en los casos en que las dimensiones o la forma no sean las deseadas, por ejemplo, en caso de separación excesiva entre los pechos (canalillo excesivamente ancho) o dimensiones indeseadas.

En estos casos se trata de una intervención sencilla que no requiere ingreso hospitalario, aunque la efectuamos con anestesia general por mascarilla laríngea. Durante la intervención, al tiempo que se recambian los implantes se hace una adaptación del bolsillo que contiene el implante.

Recambio de implantes mamarios por descolgamiento de la mama post-lactancia o pérdida importante de peso

Recambio de implantes mamarios por descolgamiento post-lactancia o pérdida de peso

Tras la maternidad, pérdidas ponderales importantes o simplemente el paso del tiempo, la mama puede ver alterada su forma y ofrecer un aspecto inestético de descolgamiento. En estos casos, si son poco importantes, la colocación de nuevos implantes con mayor volumen (especialmente de mayor proyección o perfil) puede ser suficiente. En los casos en que el descenso del complejo areola-pezón sea más acentuado hay que realizar una elevación del mismo (mastopexia con recambio de implantes)

Retirada de las prótesis mamarias sin sustituirlas por otras

Retirada de protésis mamarias sin sustituir por otras

Hay ocasiones, especialmente en personas de mayor edad, que las pacientes prefieren optar por la simple retirada de los implantes. En estos casos hay que advertir que el pecho, una vez retirado el implante, se verá más vacío y con mayor caída. No obstante, como es frecuente que con los años se gane peso y por tanto haya más tejido adiposo en la mama, el resultado de la simple retirada puede ser bastante aceptable. Esta intervención igualmente es sencilla y no requiere de ingreso hospitalario.

Según la SECPRE, Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, en España se realizan cada año cerca de 19.000 cirugías de aumento de pecho. No en vano, es la operación de cirugía estética más demanda.

Es por ello que conviene aclarar muchos conceptos antes de someterse a esta intervención, ya que es una decisión que debe tomarse con calma y conociendo todos sus detalles.

Puedes consultar nuestro artículo sobre 11 preguntas frecuentes que deberías saber antes de operarte para conocer más en detalle las cuestiones más relevantes . En cualquier caso, conviene que aclares siempre todas tus dudas con el cirujano que hayas escogido para la intervención.

Glosario de términos empleados

Cápsula periprotésica

Alrededor del implante tiene lugar un proceso de cicatrización. Este tejido cicatricial que forma una cobertura alrededor del implante se denomina cápsula periprotésica y debe de formarse en todos los casos.

Rotura extracapsular

En estos casos, el contenido del implante migra fuera de la cápsula periprotésica infiltrando los tejidos vecinos y difundiendo hacia los ganglios linfáticos axilares que pueden presentar signos de inflamación crónica y, eventualmente, dolor a ese nivel.

Rotura intracapsular

Se produce cuando el contenido del implante cuya cubierta se ha roto queda contenido dentro de la cápsula periprotésica que se ha formado a su alrededor.

Seroma

Es la formación de líquido seroso alrededor del implante. Puede ocurrir como consecuencia de una actividad física intensa y poco habitual en la que se produzca un gran roce entre la superficie del implante y la cápsula periprotésica. En ocasiones puede ser facilitado por un proceso febril que sufra la paciente (gripe o catarro).

Capsulectomía

Es la intervención quirúrgica para retirar la cápsula periprotésica en el caso de una contractura capsular firme establecida. Al igual que para quitar un quiste, éste se extirpa junto con la membrana que lo rodea, cuando se retira un implante que ha formado una contractura firme a su alrededor, no solo se extrae el implante sino también este tejido fibroso indeseable. Lo idóneo es la extirpación completa para poder colocar en la misma intervención un nuevo implante en un entorno de tejido sano. Si no se hace así, el riesgo de recurrencia de la contractura capsular es mucho mayor. La realización de una capsulectomía en forma adecuada exige una mayor destreza y experiencia por parte del cirujano.

¿Necesitas un recambio de prótesis?

Solicita cita previa para valorar tu caso en consulta

Call Now Button