Implante mamario preguntas y respuestas

¿Qué tipos de implantes hay?

En las intervenciones de aumento de pecho, una cuestión primordial que se plantea es la elección del tipo de implante mamario más adecuado a cada caso. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, no existe un tipo de prótesis que sea perfecto para todas las pacientes. Existen muchos factores que van a condicionar esta elección.

Además, la amplia oferta en tipos de implantes mamarios en función de múltiples criterios, como forma, dimensiones, tipo de cubierta y de relleno, y otros, hace aún más compleja la elección. Ya hemos comentado los criterios a seguir a la hora de seleccionar las dimensiones adecuadas para un implante mamario. Ahora bien, es importante considerar otros aspectos independientemente de las dimensiones y la forma anatómica o redonda. Para ello debemos conocer algunas características de las distintas partes y el comportamiento biológico de los implantes en el interior del cuerpo.

En los implantes mamarios hay que considerar dos componentes: La cubierta y el material de relleno.

¿Qué es la envoltura o cubierta de un implante mamario?

Es la capa que recubre el implante y alberga el contenido o relleno. La cubierta es sólida y está hecha de un elastómero de silicona. La cubierta del implante aísla el contenido de su entorno, evitando que la silicona del interior pueda salir hacia fuera. Esta cubierta tiene varias capas para aumentar su eficacia y cada fabricante utiliza tecnología diferente para obtener la mayor eficacia posible y aumentar su resistencia frente al desgaste. Existe un tipo de implantes de características especiales que sobre la cubierta de elastómero de silicona tienen una cubierta adicional de 1,5 mm de espesor hecha de esponja de micropoliuretano.

¿En qué consiste el material de relleno de una prótesis mamaria?

El contenido del implante puede ser gel de silicona o suero salino (agua con sal). En el momento actual las prótesis que más se emplean en cirugías de aumento de pecho son las que están rellenas de gel de silicona cohesivo, si bien existen distintos grados de cohesividad según el tipo de implante e incluso hay implantes cuyo interior alberga simultáneamente geles de diferentes cohesividades. Más recientemente han aparecido nuevos tipos de rellenos de silicona más ligeros (b-lite), si bien tienen algunas características especiales que limitan su posible uso.

¿Cómo reaccionan los tejidos cuando se coloca un implante mamario?

El material de la cubierta es el que contacta e interactúa con los tejidos circundantes y es importante conocer el comportamiento de estos últimos en relación a un cuerpo extraño al organismo como es un implante artificial. Este comportamiento va a guardar estrecha relación con las características propias de la cubierta del implante.

Pocos días después de la colocación de un implante mamario, al igual que tiene lugar el proceso de cicatrización de la incisión empleada para la inserción de la prótesis, va a producirse un proceso de cicatrización alrededor del implante, formándose gradualmente una membrana constituida fundamentalmente por colágeno cicatricial y, en menor medida, células de tejido conectivo, que envuelve el implante y que llamamos cápsula periprotésica. Esta cápsula debe de formarse siempre y una vez establecida forma un envoltorio que rodea por completo el implante y lo estabiliza.

La capsula periprotésica empieza a formar a los pocos días de la colocación y va madurando en los siguientes meses conforme tiene lugar la remodelación del colágeno. Debe de tener una consistencia suficiente para mantener el implante en su lugar y evitar su desplazamiento. Al mismo tiempo debe de ser lo suficientemente fina y elástica para que el tacto del implante a través de la piel tenga una consistencia natural.

Tamaño de protesis mamaria

¿Puede rechazarse un implante mamario?

No existe un fenómeno que pueda definirse estrictamente como rechazo al no haber anticuerpos frente a un implante, pero, lamentablemente, existe la posibilidad de que la cápsula periprotésica (por algún tipo de razón que no siempre conocemos y sería muy complejo explicar en un artículo de divulgación) sufra un proceso de engrosamiento y encogimiento lo que tiene como consecuencia un endurecimiento anómalo del tacto del implante a través de la piel. Este tipo de proceso se denomina contractura capsular y puede tener diversos grados en función de su intensidad.

Vulgarmente (aunque es un término que utilizan con frecuencia algunos cirujanos) se habla de encapsulamiento de la prótesis. Este término no es correcto ya que como hemos visto todas las prótesis deben de formar una cápsula a su alrededor. Lo que es anómalo e indeseable es que se produzca un proceso de contractura capsular.

¿Cómo se clasifican las contracturas capsulares? (Grados de Baker)

Lo deseable es que la cápsula que rodea el implante sea fina y proporcione un tacto natural del pecho. Es lo que los cirujanos llamamos cápsula tipo Baker I y es la deseable para todos los casos y, afortunadamente, la que se obtiene en la inmensa mayoría de los casos.Cuando hay un aumento de la consistencia de la cápsula y, consecuentemente, el tacto del pecho denota una firmeza aumentada, hablamos de cápsula tipo Baker II.

Si el proceso de la contractura es de mayor intensidad puede llegar a deformar el implante y ya no solo hay dureza sino una alteración de la forma, lo llamamos cápsula tipo Baker III.

En casos extremos y más raros, esta contractura puede llegar a ser tan intensa que no solo endurece y deforma el implante, sino que produce dolor y lo denominamos cápsula tipo Baker IV.

La contractura tipo II de Baker, al no cursar con alteración visible de la forma, puede llegar a ser tolerable por muchas de las pacientes, especialmente aquellas que tienen suficiente tejido mamario y ello enmascara en parte la percepción táctil.

Las contracturas tipo III y IV de Baker ya establecidas, requieren de intervención quirúrgica para su resolución. La intervención consiste en la retirada del implante junto con la cápsula que lo rodea y la colocación de un nuevo implante en un entorno de tejido sano. Esta intervención se denomina capsulectomía y lo deseable es que la cápsula anómala sea retirada en su totalidad.

Hay cirujanos que manifiestan que cuando la colocación de los implantes es en el plano submuscular no pueden retirar la cara posterior de la cápsula, que es la que está en contacto con la pared costal (costillas). En nuestra experiencia siempre hemos podido hacer una retirada completa, si bien la intervención requiere destreza suficiente por parte del cirujano.

Como ya veremos, a la hora de colocar un nuevo implante en pacientes que hayan tenido que ser sometidas a una capsulectomía, puede considerarse el recurrir a implantes con cubierta de micropoliuretano cuya interacción con los tejidos circundantes a la hora de formar la cápsula periprotésica es diferente a los de cubierta de silicona.

¿Qué hacer si empiezo a desarrollar una contractura capsular?

En aquellos casos en que se detecte un proceso incipiente de contractura capsular se puede recurrir a medidas de fisioterapia especiales, consistentes en aplicación de ultrasonidos y diatermia profunda. Esto, en buena parte de los casos, si se aplica precozmente, puede frenar e incluso revertir el proceso de contractura capsular.

Es un hecho que la mayor parte de las pocas contracturas capsulares que pueden producirse con los implantes más modernos, se desarrollan en el primer año. Por ello siempre indicamos a nuestras pacientes que acudan a revisión postoperatoria a los tres, seis y doce meses tras la intervención. Independientemente de esto, siempre indicamos la realización de revisiones anuales con control ecográfico a partir del segundo año tras la intervención.

Si en algún momento una paciente nota un aumento de firmeza inusual en alguna o ambas mamas es importante acudir al cirujano para poder abordar el problema prontamente sin dar lugar a que se establezca una contractura capsular severa.

¿Qué tipos de cubiertas hay para los implantes mamarios y qué características tienen?

Las cubiertas para los implantes se distinguen según las características de su superficie.En primer lugar, distinguiremos entre cubiertas rugosas o texturizadas y lisas. Las primeras se clasifican por el grado de texturización. Así, hay cubiertas macrotexturizadas, microtexturizadas y nanotexturizadas en razón del mayor o menor grosor de la rugosidad. Esta rugosidad en realidad es muy fina y se mide en micras (milésimas de milímetro).Estas imágenes microscópicas ilustran ejemplos de superficies.

Superficie de poliuretano implantes mamariosSuperficie Macrotextura implantes mamariosSuperficie Microtextura implantes mamariosSuperficie Nanotextura implantes mamariosSuperficie Lisa implantes mamarios

De izquierda a derecha se muestran de mayor a menor superficie de contacto con los tejidos, si bien las cubiertas de poliuretano al quedar integradas por los tejidos que van a formar la cápsula tienen características distintas al resto.

¿Qué ocurre si se rompe una prótesis mamaria?

Cuando un implante se rompe lo que hay es una rotura de la cubierta y el contenido del implante se pone en contacto con los tejidos de la paciente. En el caso de los implantes de suero salino este contenido es inocuo y se reabsorbe. Cuando la rotura ocurre en implantes de gel de silicona, este contenido se puede dispersar. Inicialmente la salida del contenido queda retenida por la cápsula periprotésica (tejido de la paciente que rodea el implante) y hablamos de rotura intracapsular. Si el contenido del implante rebasa la cápsula (rotura extracapsular) la difusión se puede producir vía linfática y depositarse en los ganglios linfáticos dando lugar a procesos inflamatorios crónicos.

En este sentido, los modernos geles cohesivos tienden a permanecer cohesionados y su capacidad de difusión está muy limitada. No obstante, si se detecta la rotura de un implante hay que proceder a retirarlo y recambiarlo por uno nuevo u optar por la simple retirada si la paciente lo prefiere.

¿Cómo puedo saber que un implante mamario se ha roto?

Contrariamente a lo que piensan muchas pacientes la rotura de una prótesis no suele ir acompañada de dolor. La sintomatología más frecuente es un cambio en la consistencia del pecho y eventualmente en su forma. Aunque esto no siempre es fácil de detectar dado que estos cambios son graduales en unas semanas. La forma de actuar correcta a nuestro criterio es la realización anual de una sencilla ecografía que nos va a informar, no solo del estado de los implantes, sino también de los tejidos que los rodean. Si ambas cosas son normales no es necesario recambiar un implante, aunque hayan pasado muchos años tras su colocación.

Siempre insistimos a nuestras pacientes en la conveniencia de realizar una revisión anual con ecografía (la ecografía es una prueba sencilla y realizada en manos expertas es más precisa, incluso, que las resonancias magnéticas dato que está avalado en publicaciones científicas). Para las ecografías, a diferencia de las mamografías, no es necesario estrujar el pecho.

¿Qué tipo de superficie es la más adecuada para una prótesis mamaria?

Cada superficie tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Está comprobado que los implantes de superficies lisas tienen una incidencia significativamente mayor de formación de contracturas capsulares. Las prótesis rugosas texturizadas surgieron como respuesta a estos problemas de contractura capsular. Los implantes mamarios texturizados tienen una tasa significativamente menor de problemas de contractura capsular. Por esta razón los implantes de superficie lisa apenas se utilizan en la actualidad.No obstante, la rugosidad de la superficie también tiene otros problemas. La interacción de una superficie rugosa con los tejidos circundantes puede provocar irritación de los tejidos y formación de líquido en su entorno (seroma periprotésico). A mayor rugosidad hay mayor incidencia de seromas. Como en muchos casos de la vida, en el término medio está la virtud.

Nosotros somos partidarios de la utilización de prótesis con texturización fina (micro y nanotexturizadas). Por nuestra experiencia este tipo de implantes aúnan una tasa muy baja de contracturas capsulares al tiempo que el problema de seromas periprotésicos se ve reducido a la mínima expresión.

La texturización de los implantes limita también la movilidad del implante dentro de la cápsula. Por esta razón los implantes de tipo anatómico en los que una posible rotación del implante crearía una forma inaceptable no existen en superficies lisas.

Glosario de conceptos

¿Qué es la cápsula periprotésica?

Alrededor del implante tiene lugar un proceso de cicatrización. Este tejido cicatricial que forma una cobertura alrededor del implante se denomina cápsula periprotésica y debe de formarse en todos los casos.

¿Qué es la contractura capsular?

Cuando esta capsula se endurece y pone rígida, es cuando surge el problema de contractura capsular. En función del grado, se puede aconsejar el empleo de ultrasonidos y diatermia profunda para los casos más leves; o la resección quirúrgica (capsulectomía) para los casos más severos.

¿Qué es el seroma?

Es la formación de líquido seroso alrededor del implante. Puede ocurrir como consecuencia de una actividad física intensa y poco habitual en la que se produzca un gran roce entre la superficie del implante y la cápsula periprotésica. En ocasiones puede ser facilitado por un proceso febril que sufra la paciente (gripe o catarro).

¿Qué es una capsulectomía?

Es la intervención quirúrgica para retirar la cápsula periprotésica en el caso de una contractura capsular firme establecida. Al igual que para quitar un quiste, éste se extirpa junto con la membrana que lo rodea, cuando se retira un implante que ha formado una contractura firme a su alrededor, no solo se extrae el implante sino también este tejido fibroso indeseable. Lo idóneo es la extirpación completa para poder colocar en la misma intervención un nuevo implante en un entorno de tejido sano. Si no se hace así, el riesgo de recurrencia de la contractura capsular es mucho mayor. La realización de una capsulectomía en forma adecuada exige una mayor destreza y experiencia por parte del cirujano.

Call Now Button