Confort del paciente durante y después de una cirugía plástica y estética

«En este artículo abordamos las medidas que hemos implementado para maximizar el bienestar de nuestros pacientes durante y después de la intervención. Es la continuación del artículo que realizamos sobre confort del paciente antes de la cirugía»
_____

Para nosotros es muy importante cuidar todas las medidas encaminadas a proporcionar a nuestros pacientes una experiencia positiva de su intervención. En una publicación anterior explicamos los aspectos previos a la cirugía. En este post explicamos las medidas intra y postoperatorias.

Medidas para aumentar el bienestar del paciente durante la cirugía

Dominio de la técnica empleada

Sin duda, el dominio de la técnica nos va a garantizar un postoperatorio menos doloroso y, en consecuencia, más confortable para el paciente. Una cirugía ejecutada por manos expertas es más rápida y con menos agresión a los tejidos, lo que redunda en menores molestias en el postoperatorio y recuperación más rápida con resultados excelentes.

Características de la anestesia

Cada cirugía tiene sus especificidades y los protocolos empleados en la anestesia deben de estar adaptados a cada una de las peculiaridades de las intervenciones.

Algunos procedimientos se pueden realizar bajo anestesia local como es el caso de las otoplastias en adultos, blefaroplastias del párpado superior o liposucciones y lipofilling de pequeñas áreas. En algunos casos se realiza una sedación complementaria al uso de la anestesia local, especialmente en pacientes inquietos o ansiosos.

Todas nuestras intervenciones, incluso las realizadas bajo anestesia local, se realizan en ámbito hospitalario por seguridad tanto en cuanto a la esterilidad ambiental como ante reacciones inesperadas (bajada de tensión arterial, reacciones alérgicas, etc.), que son poco frecuentes pero hay que tener previsión al respecto.

Para procedimientos cortos o poco invasivos optamos por la anestesia por mascarilla laríngea que permite dar el alta al paciente tras un corto período de observación postoperatoria en la URPA. Es el caso de intervenciones de recambio de implantes, pseudoginecomastias por liposucción, etc.

Los procedimientos de mayor duración o que requieran la colocación de drenajes preferimos realizarlos bajo anestesia general con ingreso hospitalario de 24 h.

Todos los pacientes a los que se ha sometido a sedación, anestesia por mascarilla laríngea o anestesia general, tras la intervención están sometidos a vigilancia en una unidad específica que coloquialmente llamamos Sala de Despertar y técnicamente se llama Unidad de Recuperación Post-Anestésica (URPA). Esta unidad consta de un anestesista reanimador, una enfermera y una auxiliar de enfermería. Son los encargados de controlar la evolución correcta del paciente en el período postoperatorio inmediato.

Los pacientes de cirugía ambulatoria deben de cumplir una serie de parámetros estrictos antes de poder abandonar el hospital. Se les facilita un teléfono de atención las 24h para cualquier incidencia.

Los pacientes de cirugía con ingreso hospitalario también están controlados durante el postoperatorio inmediato en la URPA y pasan a planta una vez que se cumplen las condiciones establecidas.

La seguridad es una de las principales condiciones para el confort del paciente. Un paciente que percibe que todo su proceso está cuidadosamente protocolizado y se ve rodeado de medidas adecuadas se encuentra mucho más confortable.

Protocolos anestésicos específicos

En determinadas cirugías hemos añadido procedimientos para un control más eficaz del dolor postoperatorio.

En el caso de la cirugía mamaria, hemos implementado un protocolo de anestesia regional entre los músculos pectorales que se realiza cuando la paciente ya está dormida. Con ello conseguimos reducir el dolor y las molestias musculares durante el postoperatorio inmediato. Este tipo de técnica se denomina bloqueo interpectoral con bupivacaína, y debe ser realizado siempre por un anestesista con experiencia en el manejo de esta técnica.

En el caso de la abdominoplastia, el dolor postoperatorio fundamentalmente se debe a las suturas de plicatura de las vainas musculares para corrección de la diástasis de rectos. Para minimizar este dolor, realizamos la técnica del bloqueo de la pared abdominal, infiltrando anestesia local de larga duración en la musculatura.

Estos procedimientos, al minimizar el dolor del postoperatorio en las primeras 24-48 horas, permiten una recuperación más rápida de los pacientes.

Independientemente de todo esto, los pacientes hospitalizados tienen pautado un tratamiento de bomba de analgesia que combina 2 fármacos analgésicos distintos y una medicación específica para evitar las náuseas.

¿Necesitas información acerca de alguno de nuestros tratamientos de Cirugía Plástica y Estética?

Solicita cita previa para valorar tu caso en consulta

Medidas para aumentar el bienestar del paciente después de la cirugía

Alta hospitalaria

Gracias a los años de experiencia y al dominio de la técnica en los distintos tipos de cirugías que llevamos a cabo, las molestias del día posterior a la intervención son reducidas.

En el momento del alta hospitalaria, y para favorecer una vuelta a la rutina más cómoda, facilitamos al paciente todos los medios necesarios:

  • En el caso de cirugía mamaria, la paciente se va a casa sin tener que llevar drenajes, solo un sujetador deportivo cómodo y no ortopédico.
  • En los casos de rinoplastia, el día posterior a la intervención y antes de que el paciente vuelva a su domicilio, retiramos los taponamientos nasales.
  • Los pacientes intervenidos de otoplastia son revisados a las 24h y se retira el vendaje, pasando a usar una sencilla cinta de tipo deportivo. Permitimos el hacer el lavado del cabello desde las 48 horas siguientes a la intervención.
  • Para las abdominoplastias usamos una prenda elástica de licra que resulta mucho más cómoda que las fajas de ortopedia.

Postoperatorio más confortable y menos doloroso

Después de las cirugías corporales, el paciente puede ducharse con normalidad desde el mismo día que vuelve a casa, facilitando, con ello, su higiene diaria ya que cubrimos la cicatriz quirúrgica con un apósito plástico que puede mojarse sin traspasar.

El dolor postoperatorio, como hemos comentado, se ve reducido gracias a las técnicas anestésicas de bloqueo muscular que empleamos en algunas cirugías. Las molestias que pueda manifestar el paciente, se solucionan con una pauta analgésica común. Siempre prescribimos, lo que llamamos un analgésico de rescate para el caso de que se pueda precisar un suplemento además de la medicación habitual.

Contacto directo con el cirujano

Desde el primer momento, el paciente tiene acceso al número privado del doctor López Burbano para cualquier duda que tenga, vía WhatsApp o llamada telefónica. Por nuestra experiencia, esto tranquiliza mucho al paciente, ya que en todo momento se siente seguro y atendido por el cirujano que le intervino, pudiendo transmitirle sus preguntas o preocupaciones.

Visitas de seguimiento programadas

Tan importante como la propia intervención es seguir las pautas indicadas por el cirujano. De esta forma, podemos garantizar un buen resultado tras la intervención. Para asegurarnos de que el postoperatorio evoluciona correctamente, acordamos con el paciente las visitas de seguimiento. Durante estas vistas, verificamos la correcta evolución y aclaramos las dudas que puedan surgir.

¿Necesitas información acerca de alguno de nuestros tratamientos de Cirugía Plástica y Estética?

Solicita cita previa para valorar tu caso en consulta

Referencia de imágenes

ACERCA DEL AUTOR

Call Now Button