Con motivo de la actual situación sanitaria, hemos implementado rigurosas medidas de seguridad frente al COVID-19 (Más información):

consejos antes de someterte a un tratamiento facial con bótox

«En este artículo de blog te explicamos los 8 aspectos que debes considerar antes de someterte al tratamiento facial con toxina botulínica»
_____

La toxina botulínica tiene por efecto paralizar de forma no permanente la acción de las fibras musculares. En el caso de los tratamientos estéticos se trata de evitar la acción de la musculatura de expresión facial que ocasiona la formación de arrugas. Para una información más detallada puedes consultar nuestro tratamiento con toxina botulínica.

Elige un buen especialista

La inyección de toxina botulínica para uso estético sólo debería ser realizada por médicos cualificados en cirugía y medicina estética que son los que tienen la formación necesaria para una aplicación en condiciones de seguridad. Al elegir el especialista, asegúrate de que tiene una experiencia demostrada.

El resultado del tratamiento dependerá de la pericia, la técnica y la experiencia del profesional. Cada rostro es distinto y el especialista debe estudiar la mímica facial para hacer una selección de los puntos de aplicación idóneos y lograr un resultado óptimo. El objetivo es conseguir un aspecto rejuvenecido y natural sin alterar la expresión facial (evitar el rostro inexpresivo).

Transmite con claridad cuáles son tus expectativas con el tratamiento

Hablar con claridad sobre lo que esperamos conseguir es el mejor punto de partida para lograr una comunicación fluida, y establecer una buena relación de confianza. De esta forma, el especialista podrá entender qué es lo que buscas, y podrá explicarte qué resultado puedes obtener. Se debe escuchar siempre al paciente, pero el criterio médico debe prevalecer, con el fin último de aconsejar la pauta de tratamiento que mejor se adapte a cada caso.

Aclara todas las dudas en consulta

Cuando acudas a la consulta con el especialista antes de someterte al tratamiento, no dejes de preguntar todo lo que te preocupe. La claridad con que el especialista aborde cada una de las cuestiones que puedas plantear es clave para poder tomar una buena decisión.

Sigue las recomendaciones antes del tratamiento

Antes del tratamiento, deberás seguir una serie de recomendaciones:

  • Informa a tu médico de aquellos antecedentes de salud que pudieran tener relevancia para el tratamiento, singularmente enfermedades neurológicas y degenerativas, toma de determinadas medicaciones y alergias.
  • Evita ir maquillada a la consulta y si no puedes hacerlo solicita pasar al baño para desmaquillarte antes de la aplicación.
  • Procura que el estado de tu piel sea óptimo posponiendo el tratamiento en caso de eritema solar (quemadura solar), piel irritada o brotes alérgicos.
  • Prevé que en las siguientes horas al tratamiento puedas guardar un reposo moderado.

Sigue las recomendaciones después del tratamiento

Una vez realizado el tratamiento, es posible que en las zonas de aplicación aparezca algún moretón o una pequeña inflamación. Esto suele ser pasajero y remite en las siguientes 24 horas.

Entre las recomendaciones que hacemos a nuestros pacientes tras el tratamiento están:

  • evitar gesticular exageradamente al menos durante las 4-5 horas siguientes, para que el producto se asiente homogéneamente en las zonas tratadas (evitar sobre todo fruncir el ceño, contraer la frente o achinar en exceso los ojos)
  • evitar tocar, masajear, friccionar o presionar la zona tratada en las próximas 24 horas para que la toxina no se desplace a otras zonas.
  • evitar la práctica deportiva en las 24 horas posteriores al tratamiento.
  • evitar la exposición solar prolongada en los siguientes 2 días.

Sé fiel a tu especialista

Si estás contenta o contento con el resultado obtenido en tu primera vez, sigue con el mismo especialista cuando llegue el momento de volver a realizar el tratamiento. El conocimiento de tus facciones y de cómo evolucionas en cada aplicación, permitirá al profesional adaptarse a tus necesidades y obtener resultados excelentes.

Asegúrate de que la toxina botulínica es el tratamiento que necesitas

Las inyecciones de bótox facial tienen unas aplicaciones muy concretas: corrigen las arrugas de expresión, logrando un rostro rejuvenecido y una piel de aspecto más liso.

En este sentido es importante distinguir entre las arrugas de expresión (las que se forman por la contracción de fibras musculares bajo la piel de la cara) y las arrugas por relajación o descolgamiento de la piel. La acción de la toxina botulínica solo es útil para las primeras, en tanto que las producidas por descolgamiento (surcos nasogenianos, rictus, etc) se tratan mediante rellenos.

Si tus objetivos son otros, tal vez debas informarte acerca de otros tratamientos que te permitan alcanzarlos.

Limita el uso del bótox al tercio superior de la cara

La recomendación de la gran mayoría de especialistas es limitar el uso de bótox facial al tercio superior del rostro, que es donde se logran los mejores resultados y apenas existen efectos no deseados, siempre que se realice con precisión y con una técnica depurada. No recomendamos la aplicación fuera de esta área ya que podría tener efectos adversos y está fuera de las recomendaciones de uso de la agencia del medicamento.

¿Necesitas información acerca de alguno de nuestros tratamientos de Cirugía Plástica y Estética?

Solicita cita previa para valorar tu caso en consulta

Call Now Button