Con motivo de la apertura de nuestra consulta, hemos implementado rigurosas medidas de seguridad frente al COVID-19:

Cirugía plástica y estética en tiempos de Covid-19

«Descubre cómo es la nueva normalidad en la cirugía plástica y estética en tiempos de Covid-19 y conoce todas las medidas que adoptamos para preservar tu seguridad y la de nuestros profesionales»
_____

La pregunta que se plantea es: ¿Pueden efectuarse intervenciones de cirugía plástica y estética en tiempos de Covid-19 y mientras persista la actual situación?

La respuesta es que sí, siempre que se adopten todas las precauciones necesarias. Todo sigue igual, pero con medidas de seguridad y protocolos específicos para evitar los contagios.

En el presente artículo analizaremos detalladamente todos los pasos a seguir de cara a no exponernos a un riesgo de contagio.

¿Qué ha cambiado en la cirugía plástica y estética en la nueva situación post Covid-19?

Cirugía plástica y estética post Covid-19

La nueva normalidad en intervenciones de cirugía plástica y estética en tiempos de Covid-19

La pandemia por coronavirus que origina la enfermedad conocida como Covid-19 ha supuesto un cambio radical en nuestras vidas que hace tan solo unos meses no podíamos imaginar. Y este cambio afecta, y va a seguir afectándonos, en muchas facetas de la vida ordinaria, tanto en nuestra forma de relacionarnos con los demás como en nuestra interacción en distintos ámbitos de nuestra vida cotidiana (comercios, hostelería, viajes, etc.). Si queremos seguir viviendo en sociedad no nos queda otra opción que aceptarlo así, siendo prudentes e incluso meticulosos en mantener las medidas frente al contagio. Es lo que se ha dado en llamar “nueva normalidad”.

La cirugía plástica y estética, como otras actividades de relación entre personas, no es una excepción y en el siguiente artículo vamos a explicar qué cosas han cambiado.

Esencialmente afectan a las medidas de protección que ha sido necesario implementar para seguir ofreciendo a nuestros pacientes la mayor seguridad.

La importancia de los protocolos y medidas de seguridad para evitar el contagio por Covid-19

Durante el período inicial de 2 meses en los que estuvo vigente el estado de alarma más restrictivo, se suspendió toda la actividad no urgente tanto de consulta como intervenciones quirúrgicas. En nuestro caso, solo se atendieron los postoperatorios de los pacientes que habían sido intervenidos en fechas inmediatamente anteriores a la declaración del estado de alarma.

Los efectos del confinamiento y las medidas higiénicas que fueron ampliamente difundidas por los medios de comunicación tuvieron como consecuencia una disminución drástica de la tasa de contagios y, por tanto, del número de pacientes con necesidad de hospitalización y de ingreso en unidades de cuidados intensivos.

El número de pacientes fallecidos es trágico y, como todos conocemos, fue mayoritario entre personas de edad avanzada, en especial todas aquellas con patologías previas que las hacían más vulnerables. El número de profesionales sanitarios afectados, en particular en nuestro país, constituye un baldón imperdonable para nuestras autoridades sanitarias. Pero no hay que olvidar que, aunque de forma muy minoritaria, también se han visto casos muy graves entre personas jóvenes incluso sin patologías previas.

Todo ello nos debe hacer mantener la guardia hasta que pase esta situación de riesgo, bien por disminución de la virulencia como por la aparición de vacunas que protejan de forma eficaz. Lamentablemente esto llevará bastantes meses.

La realidad es que el riesgo de contraer la enfermedad existe en todas las actividades en las que haya contacto o proximidad con otras personas. En este sentido tendría el mismo sentido preguntarse si una persona puede ir al supermercado o al banco en estas circunstancias. Lo importante es tomar todas las medidas posibles para evitar un contagio.

¿Necesitas aclarar alguna duda o quieres solicitar cita?

Tu seguridad es nuestra mayor prioridad

¿Qué medidas de seguridad se han adoptado en las consultas y en las intervenciones de cirugía plástica y estética para evitar el contagio por Covid-19?

Medidas de seguridad en cirugía plástica y estética post Covid-19

Sin duda, las medidas adoptadas tanto a nivel de consulta como en el ámbito hospitalario en que desarrollamos nuestra actividad, superan con mucho las que se adoptan en otras esferas de nuestra actividad vital.

Hay personas que pueden pensar que acceder al ámbito sanitario pueda llevar aparejado un mayor riesgo que en otros sitios y, en nuestra opinión, esto no es cierto.

Medidas adoptadas en la consulta

Desde el momento en que pudimos reanudar nuestra actividad asistencial hemos implementado para la asistencia en consulta unas medidas estrictas descritas en una publicación reciente (consulta la entrada de blog de Nuevas medidas de seguridad frente Covid-19 para la apertura de nuestra clínica de cirugía estética). Se trata de medidas higiénicas y de despistaje o cribaje de una posible infección por coronavirus.

Medidas adoptadas para una intervención de cirugía plástica y estética

Análisis previos a la intervención quirúrgica

En el caso de los pacientes que van a acceder a un tratamiento quirúrgico se realizan además de las determinaciones analíticas habituales, obligatoriamente pruebas tanto de detección viral, la famosa PCR del bastoncillo nasal, como test serológicos con capacidad de detección de anticuerpos específicos que nos indican si una persona está pasando la enfermedad o, si la ha pasado, su nivel de inmunización.

Los anticuerpos son unos péptidos complejos del tipo de las inmunoglobulinas. Hay 5 tipos distintos, pero para el propósito que nos ocupa nos interesan dos clases: La inmunoglobulina M (IgM) indica una infección activa y es la primera línea de defensa del organismo frente a la enfermedad. El nivel de IgM va descendiendo conforme se va superando el proceso y van apareciendo en sangre otro tipo de anticuerpos, las inmunoglobulinas G (IgG). Un descenso o desaparición de las IgM y, de forma sincrónica, un aumento paulatino de las IgG, corresponden a la fase de superación de la enfermedad y establecimiento de una inmunización frente al coronavirus.

Por tanto, para acceder a un tratamiento quirúrgico:

  • la prueba de PCR (siglas en inglés de la Reacción en Cadena de la Polimerasa) debe de ser negativa, lo que indica que el paciente no es portador de virus.
  • las pruebas de anticuerpos deben de ser, o bien negativas ambas (que indican que no hay enfermedad), o negativas para la IgM aunque haya positividad de la IgG (lo que indicaría que se ha pasado la enfermedad y existe inmunidad).

Hospitalización

A nivel hospitalario las medidas son, si cabe, todavía más estrictas. En el ámbito hospitalario, no solo se determina el estado previo del paciente, sino que todo el personal sanitario se realiza las pruebas con una periodicidad establecida y se mantienen controles más rigurosos que en otros ámbitos (es lógico que el conocimiento que tenemos los sanitarios respecto de las medidas de asepsia nos haga más eficaces que las personas que no tienen esa formación).

En nuestro centro hospitalario (Hospital MAZ de Zaragoza) no tenemos ingresados pacientes de Covid-19, ello no obsta para que se adopten todas las precauciones.

La seguridad 100% no puede obtenerse, pero sí que estamos en condiciones de asegurar un nivel de protección muy superior a la mayor parte de las actividades de relación habituales (supermercados, comercio, hostelería, reuniones, etc.). Las personas que tratamos quieren que ofrezcamos la mayor seguridad, pero también nuestro equipo quiere para sí esa misma seguridad que ofrecemos a nuestros pacientes. Nuestra seguridad es también la tuya.

¿Necesitas información acerca de alguno de nuestros tratamientos de cirugía plástica y estética?

Solicita cita previa para valorar tu caso en consulta

Call Now Button