rinoplastia por el Doctor López Burbano tratamientos

Cirugía estética de la nariz o rinoplastia.

La rinoplastia modifica la forma de la nariz actuando sobre las estructuras anatómicas bajo la piel (cartílagos y hueso). Esta intervención se realiza bajo anestesia general con ingreso hospitalario durante una noche. Al día siguiente de la intervención se retiran los tapones nasales y el paciente pasa a su domicilio llevando una pequeña férula de escayola, o según los casos de esparadrapo, que protege la nariz y limita la inflamación. Esta férula se retira al cabo de una semana.

La técnica de la rinoplastia debe individualizarse para cada caso.

En unos casos está indicada la técnica cerrada (todas las incisiones están dentro de la nariz) y en casos que requieran un tratamiento más especial en la punta nasal estará indicada la técnica abierta (las incisiones van en su mayor parte en el interior de la nariz con excepción de un pequeño corte apenas visible en la columela que separa los 2 orificios nasales). En el caso de que haya que corregir alguna desviación del tabique nasal debe de realizarse simultáneamente ya que la intervención tiene un objetivo no solo estético sino funcional (en este caso la intervención se llama rinoseptoplastia pudiendo ser igualmente cerrada o abierta).

Nuestra filosofía de la intervención no es hacer una nariz completamente diferente que cambie la cara del paciente, sino que su nariz se vea bonita manteniendo su identidad.

Cada caso requiere actuar individualmente, para ello es de utilidad un planeamiento previo de la intervención con ayuda del ordenador sobre las propias imágenes del paciente con un programa informático especial que maneja el propio cirujano y que nos permite entender los deseos del paciente y que éste a su vez pueda visualizar el planteamiento que se propone.

Dado que se utiliza una técnica en la que la formación de hematomas en los párpados es muy limitada, esto permite que el paciente pueda incorporarse a una actividad normal en pocos días.