Doctor López Burbano tratamientos, cirugía de relleno facial

Cirugía de relleno facial con grasa propia mediante la técnica de Coleman.

Consiste en la inyección de tejido graso del propio paciente que se extrae mediante liposucción con cánula muy fina y una vez tratado adecuadamente, se reinyecta en zonas concretas para dar volumen al rostro, generalmente en pómulos, mejillas y surcos nasopalpebrales. En el caso de los párpados o su vecindad hay que utilizar tejido graso procesado en partículas muy finas (nanograft).

El tejido graso así colocado al ser un tejido vivo tiene efecto permanente, aunque en las primeras semanas puede haber un pequeño porcentaje de reabsorción.

Este tipo de cirugía se realiza habitualmente bajo anestesia local sin necesidad de ingreso, pero siempre en un quirófano estéril de hospital. En nuestra experiencia el relleno graso para surcos nasogenianos o labios no da buen resultado, siendo preferible el uso de rellenos sintéticos.