reducción de pecho
"Descubre todo lo que necesitas saber sobre la cirugía de reducción mamaria."
_____

Reducción de pecho: ¿Qué es la mamoplastia de reducción?

La reducción de pecho, de mamas o mamoplastia de reducción es la cirugía mamaria destinada a reducir el volumen de los senos y elevarlos a una posición normal en aquellas pacientes que, por presentar un desarrollo mamario excesivo, tienen problemas para vestir, encontrar la ropa adecuada, o incluso padecen dolores de espalda en la zona cervical o dorsal motivados por la sobrecarga.

Esta intervención se efectúa bajo anestesia general con ingreso hospitalario durante una o dos noches. Es una intervención que deja cicatrices generalmente alrededor de la areola seguida de un tramo vertical que continúa hasta el surco submamario, siendo esta última incisión de longitud variable en función de cada caso.

La reducción de mamas requiere un planeamiento preoperatorio minucioso y una técnica depurada para obtener un buen resultado.

Desde hace muchos años hemos introducido una serie de mejoras técnicas personales para esta intervención, como son la sujeción interna de la mama al músculo pectoral tanto en la parte superior como la inferior mediante el entrelazamiento de tejidos propios de la paciente al músculo pectoral a fin de dar un soporte duradero y evitar el descolgamiento posterior.

Hipertrofia mamaria: Causas del desarrollo excesivo de los senos

El volumen excesivo de los senos por encima de las proporciones normales suele originarse en la pubertad, cuando comienza el desarrollo en la mujer, lo que se conoce por hipertrofia virginal de las mamas. En estos casos, se recomienda esperar a someterse a una cirugía de reducción de senos una vez que la paciente se haya desarrollado por completo para evitar que el posterior crecimiento de la mama pueda perjudicar los buenos resultados obtenidos con la intervención.

Resulta también frecuente que el desarrollo excesivo de los senos pueda aparecer con posterioridad cuando ha habido una ganancia significativa de peso que haya provocado el crecimiento del tejido graso de la mama.

hipertrofia mamaria

Con motivo de las maternidades, el tamaño de los senos crece, ya que se están preparando para la lactancia. Este crecimiento responde al cambio hormonal que se produce en la mujer a lo largo de la gestación. Durante los primeros meses de embarazo, se va acumulando grasa en las mamas, y se produce un aumento de las glándulas mamarias.

Generalmente involuciona tras cesar la lactancia, pero ocasionalmente se puede producir un aumento en el tamaño de forma permanente que puede venir acompañado de un descolgamiento visible precisamente por distensión de la piel.

No es infrecuente el aumento sustancial del volumen mamario a raíz de la menopausia debido a las alteraciones hormonales concomitantes con este proceso.

El candidato ideal para someterse a una operación de reducción de pecho

La reducción mamaria está indicada generalmente para solucionar un problema físico. La mayoría de pacientes que acuden a nuestra consulta para someterse a esta intervención, refieren que el volumen excesivo de sus senos interfiere en muchas de las actividades que realizan, como la práctica de deporte, y le causa numerosas molestias físicas, como dolores de espalda focalizados principalmente en la zona lumbar y cervical, o incluso irritación en la piel en la zona del surco submamario, problema que se acrecienta en las épocas más calurosas del año.

Los problemas de espalda suelen, además, acentuarse porque es frecuente que las pacientes con una hipertrofia mamaria para intentar disimular un pecho excesivo, adelanten los hombros adoptando una postura poco natural de la columna.

La reducción de mamas también está indicada para corregir un problema estético, cuando la paciente encuentra problemas a la hora vestirse o encontrar ropa adecuada. En pacientes más delgadas, este inconveniente resulta más evidente. Con la intervención, lograremos una silueta proporcionada y armoniosa con el resto del cuerpo.

La técnica ¿cómo se realiza una mamoplastia de reducción?

La intervención se realiza bajo anestesia general, siempre en un quirófano de hospital que nos va a garantizar las condiciones de asepsia necesarias, con un ingreso hospitalario de 24-48 horas según el caso y la evolución de la paciente en el día siguiente a la operación.

Elevación del complejo areola-pezón

 La técnica quirúrgica de la reducción mamaria viene condicionada por el hecho de que el complejo areola-pezón (CAP) hay que llevarlo a una posición más alta dentro de la mama, y generalmente reducir el diámetro areolar en concordancia con el nuevo tamaño del seno, para conseguir un resultado estético armonioso.

El complejo areola-pezón es algo que no podemos separar físicamente de la mama, puesto que pondríamos en riesgo su vitalidad. Debe permanecer unido siempre al tejido mamario.

elevación complejo areola pezón

Para conseguirlo, lo que se hace es diseñar un pedículo de tejido que aportará el riego sanguíneo para preservar esta vitalidad y en la mayor parte de los casos garantizará la inervación necesaria para mantener la sensibilidad.

La intervención comienza por desepitelizar, es decir, quitar las capas superficiales de la piel del pedículo portador de la areola-pezón. Posteriormente, se realiza la resección del tejido mamario sobrante y del exceso de piel resultante.

tirantes dérmicos

Cómo se evita el descolgamiento y se consigue la plenitud del pecho

Paradójicamente, es habitual que, pese a tener un volumen excesivo de pecho, la parte superior esté vacía por el descolgamiento.

Para corregir este defecto y logar un escote bonito y lleno, después de recortar la piel sobrante y reseccionar el exceso de tejido mamario, se acomodan los tejidos entrelazándolos y formando la nueva mama, sujetando tanto el pedículo inferior como los tejidos de la parte superior con tirantes dérmicos entrelazados al músculo pectoral.

Cómo se logran cicatrices finas

La mamoplastia de reducción es una intervención que va a dejar cicatrices, por eso es importante intentar minimizarlas y que sean lo más finas posibles.

Para conseguirlo, cuando procedemos al cierre de la piel utilizamos varias capas de sutura monofilar reabsorbible, que permiten crear cicatrices muy finas sin que queden marcas exteriores de puntos visibles. Las cicatrices resultantes son más fáciles de disimular y quedan ocultas en ropa interior o en traje de baño.

sutura reducción pecho

Solicita cita previa

En la consulta aclararemos todas las dudas que puedas tener

Antes de la cirugía (Pre-operatorio)

Examen médico previo

En la consulta, el cirujano realizará una exploración inicial de las mamas para valorar el caso, y analizará el volumen y estructura de los senos, aconsejando el procedimiento más adecuado y los resultados que se pueden obtener con la intervención.

Como en cualquier cirugía que se realice bajo anestesia general, es importante conocer si la paciente toma alguna medicación que pueda interceder en la coagulación, ya que esto podría retrasar el proceso de cicatrización o producir alguna hemorragia durante la intervención. En tal caso, el cirujano y el anestesista le aconsejarán la pauta más recomendable a seguir.

Diseño preoperatorio de la cirugía de reducción mamaria

Un correcto diseño preoperatorio es vital para la obtención de un buen resultado. Por esto nosotros citamos a las pacientes el día previo a la cirugía para hacer el marcado preoperatorio sin prisas y tomándonos todo el tiempo que sea necesario.

Desaconsejamos totalmente un marcaje a contrarreloj el mismo día de la intervención, ya que esto puede llevar a incisiones inadecuadas que dejen luego cicatrices visibles o resultados poco satisfactorios.

preoperatorio reducción mamas

Un adecuado diseño y marcado logrará crear un seno del tamaño adecuado y proporcionado a la silueta de la paciente, y obtener cicatrices lo más cortas posible que posteriormente se podrán fácilmente disimular con el sujetador o el bikini.

Después de la cirugía (Post-operatorio)

El tratamiento post operatorio en la reducción de pecho

Los mejores resultados se van a obtener cuando la paciente siga todas las recomendaciones post operatorias que el cirujano le indique, evitando todas aquellas actividades físicas que puedan interceder en una correcta recuperación después de la cirugía.

El cuidado adecuado de las cicatrices finales siguiendo la pauta de tratamiento que indicamos hace que éstas sean finas y lineales y no resulten inestéticas.

Tras el alta hospitalaria, la paciente se va a su domicilio usando simplemente un sujetador de tipo deportivo, sin necesidad de llevar vendajes, sino simplemente un apósito laminar plástico que permitirá ducharse desde el mismo día que tenga lugar el alta hospitalaria.

Con posterioridad, en las semanas siguientes el cirujano hace un seguimiento de la evolución y se realizan dos o tres curas.

Los días posteriores a la intervención, pueden aparecer molestias o dolores moderados. El cirujano le pautará tratamiento analgésico para disminuir el dolor y antibióticos orales para prevenir infecciones.

La vuelta a la normalidad

Según la cicatrización de las heridas y del estilo de vida de la paciente, tanto en su faceta personal como laboral, la incorporación completa a la rutina habitual podrá variar.

Una paciente que tenga una actividad física normal en su trabajo, puede incorporarse a su rutina laboral en un período de unos diez a catorce días.

Para la práctica de deporte, deberá esperarse unos meses, cuando el cirujano evalúe la correcta cicatrización y verifique la total recuperación de la paciente.

Durante la cirugía se actúa sobre el complejo areola pezón, es posible que durante un tiempo la paciente pierda sensibilidad en la zona. Sin embargo, esto es normal y transitorio, y suele remitir con el paso de las semanas, no obstante, en el caso de mamas de gran tamaño puede haber una disminución permanente de la sensibilidad.

La cicatriz en la operación de reducción de pecho

Una cosa que hay que aceptar es que la cirugía de reducción de pecho es una intervención que va a dejar cicatrices, ya que hay que recortar piel.

No obstante, estas cicatrices son finas y se planean de forma que queden ocultas en la mitad inferior de la mama, con lo cual quedan perfectamente ocultas por un sujetador o un bikini.

Como se puede ver en la infografía, se trata de una cicatriz alrededor de la areola, otra vertical que parte del polo inferior de la areola hacia el surco submamario, y por último una cicatriz horizontal que discurre por el arco submamario en mayor o menor medida en función de la dimensión original de la mama.

cicatriz operación reducción pecho

La técnica propia de reducción de mamas del doctor López Burbano

Los años de experiencia y las muchas intervenciones realizadas de reducción de senos nos han hecho preferir el diseño basado en el pedículo de base inferior, ya que es el que ha demostrado ser más seguro desde el punto de vista circulatorio y de inervación.

El problema de los pedículos de base inferior es el posible descolgamiento de la porción inferior de la mama con el paso de los años.

tecnica propia reducción mamas López Burbano

Este aspecto nosotros lo hemos resuelto con una técnica propia como es la sujeción de este pedículo utilizando tejidos propios de la paciente, mediante la creación de unos tirantes dérmicos que entrelazamos al músculo pectoral y que proveen de una sujeción estable en el tiempo.

Basados en este mismo mecanismo, hemos diseñado también una sujeción de los tejidos del polo superior de la mama, con lo que logramos mantener la plenitud en la zona superior del pecho, consiguiendo un escote más bonito.

Al objeto de obtener la mayor simetría entre los senos la intervención la realiza íntegramente el Dr. López Burbano en ambos senos al igual que todo el proceso de sutura.

Riesgos de la cirugía de reducción de senos

La intervención de reducción mamaria debe realizarla siempre un cirujano colegiado y con experiencia contrastada en este tipo de operaciones, para garantizar una correcta ejecución y unos resultados satisfactorios, minimizando la posible aparición de problemas y solucionándolos adecuadamente si éstos se presentan.

Las posibles complicaciones que se pueden presentar asociadas a este tipo de intervención, son bastante infrecuentes, como la necrosis parcial o total de la zona areolar, que nosotros evitamos poniendo mucha atención en la correcta creación del pedículo.

En raras ocasiones se puede formar cicatriz queloide o hipertrófica, para evitarlas aplicamos un tratamiento profiláctico que disminuye este riesgo en muy gran medida.

Preguntas frecuentes

¿Dónde realiza las intervenciones de reducción de pecho el doctor López Burbano?

El doctor López Burbano realiza todas sus intervenciones en el hospital MAZ de Zaragoza, en quirófano y con las condiciones óptimas de asepsia.

¿Puede interferir la operación en los resultados de una mamografía o ecografía mamaria?

No. Después de la operación de reducción de mamas los resultados de las pruebas diagnósticas para el cáncer no se verán alteradas.

¿Es recomendable quedarse embarazada después de éste tipo de intervención?

Los embarazos posteriores a una cirugía de reducción mamaria pueden alterar el resultado obtenido, ya que el pecho volverá a agrandarse y sufrirá de nuevo los cambios asociados al período de gestación y lactancia. Nosotros aconsejamos valorar esta circunstancia y abordar la operación cuando no se tenga planeado tener más hijos.

¿Qué pasa si engordo después de la intervención?

A no ser que el aumento de peso sea muy significativo, el aspecto de las nuevas mamas no variará mucho y el resultado de la intervención será duradero.

¿Después de dar el pecho, cuánto tiempo debo esperar para someterme a una reducción de senos?

El volumen de los senos sufrirá cambios durante el año siguiente a dejar de dar el pecho, por lo que nosotros recomendamos demorar al menos un año esta intervención, cuando el tamaño de la mama se haya estabilizado y podamos valorar adecuadamente el caso.

¿Cómo se decide el nuevo tamaño del pecho?

En la valoración que realicemos en la consulta, tenemos en cuenta los deseos de la paciente y la situación actual de las mamas. En base a ello, buscaremos un resultado armonioso y proporcionado con la figura, teniendo en cuenta aspectos claves como la forma y tamaño del seno, la calidad de la piel y la simetría.

¿Quién realiza la intervención?

Aunque es frecuente que este tipo de intervención se haga con 2 equipos que operan ambas mamas simultáneamente, en nuestro caso el Dr. López Burbano prefiere realizarla secuencialmente operando personalmente ambos senos lo que garantiza una mayor simetría en los resultados. Igualmente realiza de forma personal todo el proceso minucioso de sutura tras la reducción.

¿Tras una reducción mamaria se puede amamantar un bebé?

Generalmente se pierde la capacidad de lactar dado que la intervención realiza numerosas incisiones en el parénquima mamario que interrumpen la continuidad de los conductos galactóforos. No obstante, tenemos casos de reducciones en chicas muy jóvenes que han podido dar lactancia, aunque este extremo no podemos garantizarlo.

QUIERO INFORMACIÓN AHORA

Somos especialistas en cirugía plástica y estética. Pide información ahora y presupuesto sin compromiso.