tratamiento de quemaduras por el doctor lopez burbano

Quemaduras de la piel

Las quemaduras son lesiones producidas por la acción del calor, agentes químicos o electricidad.

Las quemaduras se clasifican según su profundidad, extensión, localización y agente productor.

En función de su profundidad se consideran 3 grados:

  • Primer Grado: son aquellas en las que solo se ve afectada la epidermis. Se caracterizan por enrojecimiento y escozor. Las más habituales son las quemaduras solares (eritema solar), si bien cualquier otro mecanismo puede producirlas. Son quemaduras que curan de forma espontánea, si bien es conveniente la aplicación de cremas específicas para acelerar su curación y calmar las molestias.
  • Segundo Grado: Son aquellas en las que hay afectación de la epidermis y de la dermis. En función de la profundidad de la dermis afectada se distinguen las de segundo grado superficial en la que suelen presentarse ampollas y las de segundo grado profundo en las que la piel tiene un aspecto blanquecino. Las primeras curan espontáneamente y los cuidados van dirigidos a facilitar el proceso natural de curación evitando las infecciones que pudieran suponer un agravamiento en la profundidad de la quemadura. Las de segundo grado profundo pueden requerir tratamiento quirúrgico con escisión de la quemadura y colocación de injertos laminares de piel.
  • Tercer Grado: Son quemaduras en las que se ha afectado el espesor total de la piel (epidermis y toda la dermis). A no ser que sean de muy poca extensión, requieren tratamiento quirúrgico consistente en eliminación de la superficie quemada y colocación de injertos de piel u otros procedimientos más complejos.

La extensión de la quemadura es otro aspecto de gran importancia. Para su valoración lo hacemos en términos que expresan el porcentaje de superficie corporal afectada, independientemente de que en esta zona quemada puedan coexistir quemaduras de distinto grado. Como es lógico, a mayor porcentaje de  superficie corporal afectada, mayor gravedad.

Las quemaduras pueden ocasionar graves secuelas estéticas y funcionales. De ahí la importancia de un correcto tratamiento desde un primer momento

La localización de las quemaduras tiene igualmente gran importancia, siendo de mayor gravedad las que afectan a cara y cuello, superficies de flexión y genitales. En estos casos pueden quedar secuelas importantes tanto desde el punto de vista estético como funcional.

Las quemaduras son tratadas por los especialistas en Cirugía Plástica y salvo el caso de pequeñas quemaduras es muy aconsejable recurrir al especialista para su tratamiento desde un primer momento.