Doctor López Burbano tratamientos, contractura de Dupuytren

Enfermedad de Dupuytren 

La contractura palmar de Dupuytren o Enfermedad de Dupuytren es una enfermedad que afecta a la palma de la mano y los dedos de causa desconocida aunque se conocen algunos factores que influyen en su desarrollo, como los microtraumatismos repetidos (generalmente en trabajadores manuales), el consumo de algunos medicamentos (antiepilépticos) o alcohol. Es más frecuente en hombres en edad mediana (50 o más años) y puede darse también en mujeres aunque a edades más avanzadas.

La enfermedad consiste en la retracción progresiva de una estructura anatómica llamada fascia palmar superficial que es un tejido fibroso que está situado bajo la piel de la palma y tiene prolongaciones hacia los dedos.

El proceso comienza con la aparición de nódulos duros bajo la piel en la zona de los pliegues palmares y progresivamente se van formando cordones fibrosos hacia los dedos que con su retracción provocan la flexión de las articulaciones, limitando la extensión. La evolución suele llevar varios años aunque es variable. En estadíos avanzados  los dedos pueden quedar completamente doblados sobre la palma de la mano. El dedo que más se afecta suele ser el 4º dedo (anular), seguido en frecuencia por el 5º dedo (meñique), 3º dedo y más raramente el 2º dedo. La afectación del pulgar es excepcional.

El tratamiento quirúrgico consiste en la extirpación de las fibras longitudinales afectadas de la fascia. A esto se denomina fasciectomía selectiva.  En la piel es común tener que recurrir a realizar plastias locales (tipo Z-plastia u otras). Pese a ello la enfermedad puede recurrir. Existen tratamientos no quirúrgicos para los estadíos iniciales como la infiltración de los nódulos con corticoides o colagenasa pero tienen una efectividad limitada.

En general se acepta que el tratamiento quirúrgico está indicado desde el momento en que al apoyar la palma de la mano sobre una superficie plana no se logra el contacto total de la palma.

Es importante tratar la enfermedad antes de que la flexión de los dedos sea irreductible  para poder conseguir una buena funcionalidad de los dedos. En casos muy avanzados puede tener que realizar la amputación de alguno de los dedos (especialmente el meñique).

Si tiene que consultar su caso con un especialista en Cirugía Plástica en Zaragoza, no dude en acudir a la Clínica del Dr. López Burbano. Contamos con una amplia experiencia en el tratamiento de esta patología.

La cirugía se efectúa bajo anestesia plexual (solo se anestesia el brazo) y puede efectuarse sin ingreso hospitalario aunque hay que realizar varias curas posteriores hasta obtener la completa cicatrización de la piel .