elevacion de senos lopez burbano
Prótesis mamarias. ¿Cómo se elige el tamaño adecuado?

La elección del tamaño de las prótesis mamarias es una de las cosas que más dudas suscita en las pacientes y sin embargo resulta relativamente sencilla si se tienen unos criterios claros.

La elección del tamaño del implante para realizar el aumento de senos en Zaragoza,  es una cuestión de medidas. Al igual que cuando elegimos una prenda de vestir lo hacemos en función de nuestras medidas, el implante adecuado tiene que tener relación con el tamaño y forma del tórax, cantidad de mama preexistente, grosor y textura de la piel.

En una intervención de prótesis mamarias lo primero que hay que determinar es la anchura necesaria del implante para que el espacio entre los pechos sea el justo (aproximadamente el grosor de un dedo o poco más) y en el aspecto lateral el pecho resultante quede a nivel de la línea axilar anterior sin sobresalir por fuera de ésta. La dimensión vertical del implante o altura se hace en función del tipo constitucional de cada paciente, de forma que una paciente delgada y alta necesitará un implante más largo que ancho y una paciente de complexión más robusta y menor estatura precisará un implante de mayor anchura que altura. La mayor parte de las pacientes requieren implantes cuyas dimensiones vertical y horizontal son prácticamente las mismas.

Una vez que hayamos determinado estas 2 dimensiones, nos falta por determinar la tercera: la proyección (lo que mide el implante de delante a atrás). El tipo de implantes que utilizamos permite la elección entre cuatro proyecciones distintas: baja, moderada, alta y extra-alta. En la elección de la proyección adecuada se tiene en cuenta los deseos de la paciente y las características de la mama, de forma que una paciente con muy poco pecho requerirá una proyección alta o extra-alta, en tanto que una paciente que tenga mayor cantidad de tejido mamario podrá requerir una proyección moderada. Generalmente la proyección baja se utiliza más en casos de mastopexia (elevación del seno) en los que una vez corregido el exceso de piel se precisa aportar un poco más de volumen para el relleno del seno.

Una vez determinadas las medidas sabremos cuantos cc (centímetros cúbicos) tiene el implante, siendo esta cantidad meramente indicativa del aumento pero NO se debe elegir el implante basándose en el volumen, sino que siempre debe hacerse por las medidas correctas.

No se debe elegir el implante basándose en el volumen, sino en función de las medidas adecuadas para cada paciente.

Una elección incorrecta del implante no solamente puede dar un resultado inadecuado desde el punto de vista estético sino que puede producir complicaciones posteriores, por ejemplo si se selecciona un implante de mayor anchura de la necesaria el implante no quedará adecuadamente expandido y formará pliegues interiormente, estos pliegues al ser una fuente de rozamiento interno de la cubierta del implante, pueden producir una rotura del mismo a medio plazo. Una elección incorrecta del implante no solamente puede dar un resultado inadecuado desde el punto de vista estético sino que puede producir complicaciones posteriores, por ejemplo si se selecciona un implante de mayor anchura de la necesaria el implante no quedará adecuadamente expandido y formará pliegues interiormente, estos pliegues al ser una fuente de rozamiento interno de la cubierta del implante, pueden producir una rotura del mismo a medio plazo.

Es importante dejarse aconsejar por el cirujano, si bien hay que expresarle nuestros deseos en cuanto al resultado que queremos obtener. No nos vale el decir que una amiga lleva unos implantes de 350 cc y queremos unos iguales, el zapato que lleva nuestra amiga, por muy bonito que sea, probablemente no sea de nuestro número.